Los recortes en el Banco Popular supondrán el despido de hasta casi un centenar trabajadores en Asturias

La entidad tiene 225 empleados en el Principado y 37 oficinas


Redacción

La reestructuración anunciada por el Banco Popular tendrá importantes consecuencias en Asturias. Aunque la dirección de la entidad todavía no ha concretado con exactitud el alcance de su ajuste, en el documento facilitado a los sindicatos aporta unas líneas generales de sus intenciones. El despido colectivo planteado por la empresa supondrá la salida de entre 2.900 y 3.000 trabajadores de toda España y el cierre de 300 sucursales. De ellos, un mínimo del 1% y un máximo del 3% serán en Asturias, por lo que si se tiene en cuenta que en la actualidad la plantilla del Popular en el Principado está formada por 225 empleados, los despidos podrían afectar hasta a 90 personas. Además, el banco tiene 37 oficinas en la región, sin que por el momento se conozca si los planes de la entidad pasan por cerrar alguna.

Manuel Herminio García, responsable sectorial de banca de UGT Asturias, denuncia que la dirección del Popular ha actuado «con mala fe» en todo el proceso y critica la falta de información. En su opinión, los sindicatos han recibido muy poca documentación y eso está limitando su margen de maniobra. Para hoy está prevista una nueva reunión en la que esperan que la empresa empiece a mostrar sus cartas y a concretar los detalles. García explica que ni les han informado sobre cómo afectaran las medidas en cada comunidad autónoma o, por ejemplo, de las condiciones de salida que se ofrecerán a los empleados. A su juicio, en función de lo que proponga la empresa, muchos trabajadores podrían acogerse a la prejubilación.

Pero las inquietudes del sindicato van más allá, ya que desde UGT sostienen que les «preocupa» las condiciones en las que continuarán los trabajadores que sigan en el banco. Afirman que la «escasez de plantillas ya era alarmante», por lo que consideran que con los nuevos cambios puede ser insostenible.

Las cifras del ERE

Por el momento han trascendido pocos datos de las intenciones del banco. Entre ellos, que la salida de trabajadores afectará a un porcentaje de entre el 22% y el 25% de la actual plantilla, que está formada 12.910 personas después de la fusión entre el Popular y el Pastor. El 28% de los despedidos serán en Madrid, el 16% en Andalucia, el 15% en Galicia, el 11% en Cataluña, el 8% en Castilla y León, el 6% en Valencia y el 16% en el resto de comunidades autónomas (sin concretar el porcentaje, pero con un mínimos del 1% y un máximo del 3%). 

Respecto a las oficinas, el banco ha planteado el cierre de 300 sucursales, la mayoría por fusiones entre las que estén más cerca. Además, pretenden modernizar las restantes, reducir los días de apertura en las localidades de menor tamaño y crear equipos compartidos. Los sindicatos ya han anunciado su disconformidad con las medidas anunciadas y esperarán a la reunión de hoy para perfilar su estrategia.

Comentarios

Los recortes en el Banco Popular supondrán el despido de hasta casi un centenar trabajadores en Asturias