El Parlamento venezolano acusa a Maduro de dar «un golpe de Estado»

Insta a los militares a desobedecer al Gobierno y llama a rebelión popular para defender la democracia


caracas / e. la voz

Por considerar que perpetró un «golpe de Estado», la Asamblea Nacional de Venezuela, en manos de la oposición, decidió ayer abrirle un juicio político al presidente Nicolás Maduro y le pidió a los militares «no obedecer ni ejecutar ningún acto o decisión que sean contrario a los principios constitucionales o menoscaben derechos fundamentales del pueblo».

La decisión la adoptó el Parlamento en una convulsa sesión extraordinaria convocada para analizar la suspensión del proceso para activar el referendo revocatorio por decisión de siete tribunales penales regionales. El pleno tuvo que interrumpirse durante 45 minutos después de que un grupo de chavistas irrumpieron en el histórico edificio logrando acceder hasta el hemiciclo.

Tras un forcejeo con algunos diputados, incluyendo también algunos oficialistas, y la intervención de la Guardia Nacional -una policía militarizada- que resguarda el recinto, los asaltantes se retiraron y el debate pudo reanudarse. 

Denuncia ante la Corte Penal

«Hoy venimos a decirle de manera oficial al pueblo de Venezuela y al mundo entero que en Venezuela se ha dado un golpe de Estado continuado», soltó el diputado Julio Borges, jefe de la bancada opositora, quien anunció que entre las acciones que la oposición adelantará en los próximos días figura una denuncia ante la Corte Penal Internacional contra los jueces que han pretendido «arrebatarle a los venezolanos su derecho a expresarse» y también contra cuatro de los cinco miembros del Consejo Nacional Electoral. La oposición resolvió «convocar al pueblo de Venezuela a la defensa activa de nuestra Carta Magna hasta lograr la restitución del orden constitucional».

Asimismo la mayoría opositora decidió que mañana martes el Parlamento analizará «la situación constitucional de la Presidencia de la República». Coincide todo ello con que Maduro está desde el jueves de viaje por Asia y Medio Oriente, y no solicitó permiso a los diputados, pese a que el artículo 17 del artículo 187 de la Constitución le ordena hacerlo si va a estar fuera del país durante más de cinco días.

Algunos diputados quisieron hacer ver que de esta manera el mandatario habría abandonado el cargo. Versión que fue rechazada por oficialistas como Héctor Rodríguez: «El Presidente está en Arabia Saudí buscando la estabilidad del petróleo».

Mientras estos sucesos se desarrollaban, se esperaba que ayer representantes de Gobierno y oposición se sentaran a dialogar con la intermediación del Vaticano, cuyo representante, de Argentina, ya está en Caracas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Parlamento venezolano acusa a Maduro de dar «un golpe de Estado»