«La agricultura ecológica no tendrá ninguna competencia en el futuro»

El presidente del Copae, Javier González Aguilar, uno de los primeros productores de la región, considera que las principales carencias las malas comunicaciones y la falta de empresas comercializadoras

El presidente del Copae, Javier González Aguilar, en su plantación.El presidente del Copae, Javier González Aguilar, en su plantación
El presidente del Copae, Javier González Aguilar, en su plantación

Llanera

Javier González Aguilar es presidente del Consejo Regulador de la Producción Ecológica de Asturias (Copae) desde 2007. También fue uno de los primeros productores ecológicos que, a finales de los 90, se registraba en este organismo público que controla y certifica la producción ecológica asturiana. Pese a que se hizo profesional en 1998, practica la agricultura ecológica desde los años 80, cuando vivía fuera de Asturias. «De aquélla tenía muchos amigos, algunos certificados y otros no, y la agricultura ecológica siempre tuvo éxito entre los consumidores, con solo probarla y aunque no llevara sello», indica. 

Asentado en Cuevas (Ribadesella), produce en el sentido tradicional de tener un poco de todo para ir cerrando ciclos en la explotación con una cesta de medio centenar de productos: «He ido creciendo sin hacer grandes inversiones, aumentando la producción y la fertilidad del suelo y ahora estoy en una etapa en la que me planteo hacer inversiones porque ya me quedo corto y para poder mantener un crecimiento continuo».

Desde su experiencia y desde su cargo en el Copae, señala precisamente a la profesionalidad que se requiere para ser productor ecológico como el principal obstáculo que se encuentran quienes aspiran a vivir de este tipo de agricultura. «No todo el mundo que quiere puede. La agricultura, pese a los tópicos, cada vez requiere de profesionales muy técnicos y especializados y, en la ecológica, se necesitan conocimientos científicos, que ya están probados, pero que hay que conocer y estudiar», indica, «por un lado, no se conocen las técnicas y, por otro, quienes tienen interés, puede que desconozcan cómo aplicarlas». 

Formación e ideas muy claras al dar el salto al campo

Pone su caso como ejemplo de lo difícil que es empezar a trabajar en el campo. «En mi familia siempre fueron agricultores entre comillas, pero yo me crié en la ciudad y a los 20 años me fui al campo y, a pesar de haber tenido mis inicios, no es lo mismo que haberlo vivido siempre. No es tan fácil empezar. Hay que ponerle mucho empeño y tener pasión por ello», asegura. Y sacrificio, puesto que las vacaciones no es una práctica entre los agricultores. Por ello, aconseja a quienes se plantean dar el salto que se capaciten y se formen bien «pero con las ideas muy claras, porque tener los pies en la tierra es fundamental y, para ello, tienen que dominar lo que van a hacer». 

En Asturias, hay un ciclo formativo de Grado Medio de producción agroecológica en el IES Luces (Colunga), pero no existen estudios universitarios como en otras comunidades autónomas salvo ciertos cursos puntuales. El Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida), que tenía en marcha investigaciones muy interesantes para el sector, tuvo que paralizarlas ante los recortes presupuestarios. 

Los cambios en el consumo alimenticio

Los productos ecológicos cada día tienen más tirón entre los consumidores, cada vez más conciencias con un consumo responsable y saludable, y eso no deja de ser un terreno ganado para el sector en Asturias. «El consumidor forma parte de ese cambio que se está produciendo. La demanda cada vez es mayor y cada vez se encuentra más producto en el mercado. La gente no es tonta y si se les pregunta si prefieren comer transgénicos o productos de agricultura ecológica, por más que se diga que los primeros no representan riesgo para la salud, el consumidor siempre va a a elegir el producto ecológico. La agricultura ecológica no va a tener ningún tipo de competencia en el futuro», sentencia.

Las ayudas a la agricultura ecológica

Y, sin duda, en ese camino es fundamental el apoyo que, en el caso de la Unión Europea, se traduce en ayudas económicas para impulsar la producción ecológica y sostenible. «Los programas Leader son una oportunidad muy buena para el que quiere empezar. Las ayudas, en ocasiones, son de hasta el 30% y las condiciones son muy interesantes», indica, apuntando también que la Administración autonómica tiene convocatorias de ayudas de hasta 25.000 euros para jóvenes en primera instalación. «Ahora hay oportunidades muy buenas para empezar a producir en ecológico, pero de lo que sea, hasta caramelos o galletas de chocolate».

La carne de ternera certificada, siempre creciendo

Entre los logros que la producción ecológica ha conseguido en las más de dos décadas que lleva practicándose en Asturias, menciona sin dudar la carne de ternera: «Comparándonos con otras comunidades autónomas, no tenemos nada que envidiarles en cuanto a ternera asturiana. Somos la tercera comunidad en cuanto a volumen de cabezas de ganado y estamos entre las primeras de carne comercializada. Tenemos muy buenos profesionales y todos los años se incrementan los kilos de carne certificada, incluso a pesar de que hubiera momentos puntuales en los que bajó el número de productores». 

¿El futuro de lo ecológico en Asturias?

González Aguilar confía en que el futuro de la producción ecológica en Asturias pase por seguir creciendo de forma ordenada. Recuerda, en este sentido, el boom que en su día tuvo precisamente la producción de carne y cómo algunos productores tuvieron que retirarse al no conseguir los resultados esperados. «Esperemos que ahora la cosa vaya más pausada. El sector de la producción ecológica es muy amplio, entre industrias, tiendas? pero le haría falta terminar de estructurarse porque le faltan algunas patas. Tenemos gente que hace abonos, semillas, plantas en ecológico, piensos? pero hace falta más y mejor», asegura.

En concreto, piensa en las comunicaciones: «Al ser un territorio tan extenso, la gente del oriente apenas tiene contacto con la del occidente; fallan las comunicaciones. A mi me cuesta una hora llegar a Oviedo». Y también considera que lo ideal sería que hubiera más empresas comercializadoras para canalizar el transporte de mercancías para cerrar el círculo ecológico y sostenible. «Ahora el agricultor se dedica a todo y eso encarece el producto. Además no por llevar tu producto a una tienda es más ecológico, lo ideal sería mover de manera conjunta la mercancía de varios productores». 

En Asturias, de momento, solo existe una comercializadora de productos agrícolas que va poco a poco abriéndose camino. En el sector de la carne, hay varias «porque han sabido organizarse mejor, son más y más profesionales» y existe otra para piensos.

Por todo ello, el presidente del Copae espera que el crecimiento de la agricultura ecológica en Asturias sea más orgánico, de manera que «una parte de este rompecabezas no predomine sobre la otra. Tenemos que crecer como el sector de la carne: tienen mataderos, empresas de distribución, puntos de venta? Nosotros también tenemos que recorrer ese camino».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

«La agricultura ecológica no tendrá ninguna competencia en el futuro»