Semana decisiva para la educación

En los próximos días ministerio y comunidades pactarán la reválida, que valorará el Consejo Escolar. El ministro hablará en el Congreso y se creará la subcomisión del pacto educativo


redacción / la voz

Tras meses de espera, la comunidad educativa empieza a vislumbrar el principio del fin con una semana que tiene un poco de todo: se deciden las reválidas, hay un informe de rendimiento y empieza a andar la subcomisión para el pacto. Con el ministro Íñigo Méndez de Vigo en todas las salsas, en los próximos días se trazará el futuro más inmediato, y con suerte el de medio plazo, de la educación en este país.

Lunes

Acuerdo Ministerio-CC. AA. sobre las reválidas. El pasado jueves, Méndez de Vigo firmó con los rectores de Universidades Españolas-CRUE las bases de la nueva reválida, que será una copia casi perfecta de la selectividad. La semana empieza a lo grande con la reunión más importante entre el ministro y los consejeros para darle el visto bueno a la reválida de bachillerato y a la prueba muestral y sin valor académico de secundaria. Es posible que algunos de los consejeros -los catalanes- abandonen la reunión y se prevé que doce presenten un documento al ministro en el que le instan a suprimir totalmente las reválidas, no solo sus efectos académicos. Con lo que se decida, el Gobierno publicará un decreto para que entre en vigor enseguida. 

Martes

Dictamen del Consejo Escolar del Estado. Con Ángel de Miguel recién nombrado presidente, el Consejo ya puede emitir el dictamen obligatorio sobre el decreto ley que hayan consensuado ministro y consejeros. Lo harán a 24 horas de que venza el plazo para completar el denostado real decreto de julio que regulaba las pruebas (y que se ha aguado sustancialmente). Pedir este informe al Consejo Escolar es obligatorio, pero realmente da igual qué decida porque su dictamen no es vinculante.

Informe de Ciencias y Matemáticas en 4.º de primaria y 2.º de ESO. A las citas políticas de la semana se suma el martes una puramente académica. pero que le valdrá al Gobierno para afianzar su política educativa futura. Se trata del informe TIMSS (Estudio de las Tendencias en Matemáticas y Ciencias, por sus siglas en inglés), sobre el rendimiento en Matemáticas y Ciencias para alumnos de 4.º de primaria y 2.º de ESO, que desarrolla la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) en 60 países. En España participan 10.000 alumnos de 365 colegios (Galicia no tendrá muestra diferenciada). En Matemáticas miden los números, la geometría y la presentación de datos entre los niños pequeños; y números, álgebra, geometría y análisis de datos entre los mayores. En Ciencias, se estudian las de la naturaleza, de la tierra y física en primaria; y biología, química, física y ciencias de la tierra en secundaria.

Miércoles

Méndez de Vigo ante la comisión de Educación. El martes estará el ministro explicando su política para esta legislatura en los asuntos de cultura y el miércoles hará lo propio con educación. Será en la comisión de Educación y el objetivo es plasmar qué pretende Méndez de Vigo para los próximos cuatro años, y no solo será el pacto de educación y el futuro más o menos inmediato de las reválidas.

Jueves

Votación de la subcomisión de Educación para el pacto estatal. La comisión de Educación votará este jueves la puesta en marcha de la subcomisión cuyo objetivo es recoger el sentir de la comunidad educativa y consensuar las líneas maestras de una futura ley. Tiene seis meses para conseguirlo. Después, el Gobierno redactará una ley que ha de seguir los preceptos acordados y que se convertirá en un texto básico para las próximas décadas, si logra la aprobación de la Cámara. Hay que tener en cuenta que el pasado viernes se dio a conocer el acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos para dar el visto bueno a esta subcomisión. Y que Íñigo Errejón, de Podemos, aseguraba que su formación no se va a oponer a la puesta en marcha de este grupo de trabajo. Es decir, todo apunta a que la subcomisión será aprobada.

Íñigo Méndez de Vigo ha hecho de este pacto un reto personal, azuzado, según reconoció él mismo tras el último Consejo de Ministros, por las voces de quienes dicen que nunca se ha logrado hasta ahora un acuerdo así. Hay que recordar que en el 2010 Ángel Gabilondo estuvo a punto de lograrlo, y que fue un rechazo inesperado del PP lo que provocó que no se firmase el pacto. El jueves se retoma el camino con la diferencia de que esta vez el Gobierno está muy interesado en sacarlo adelante y el principal partido de la oposición, el PSOE, no se encuentra con excesiva fuerza.

Comentarios

Semana decisiva para la educación