El gasto en I+D+I retrocede en Asturias una década

La economía del conocimiento gana peso en la región pero el Principado todavía está lejos de comunidades como Madrid, País Vasco o Navarra


Redacción

La economía del conocimiento avanza en Asturias pero lo hace a un ritmo más lento que las potencias autonómicas del país. Y eso se debe en parte al retroceso en el gasto en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I) que ha sufrido la región en los últimos años. El nivel de inversión en este concepto es incluso inferior al de 2004, un hecho que unido al pequeño tamaño de las sociedades y su bajo nivel de internacionalización, a la reducida formación de sus empresarios y directivos y al escaso peso de los sectores intensivos en TIC explica el motivo por el que el Principado no se encuentra entre las regiones punteras en esta materia en el conjunto de España.

La economía del conocimiento es la que se basa en la información, la innovación tecnológica y las comunicaciones. Un estudio de la Fundación BBVA y el Ivie recoge que en un hipotética clasificación general, elaborada a partir del porcentaje que supone el Valor Agregado Bruto (VAB) respecto al VAB total de la región, el Principado ocuparía una posición intermedia, lejos de la cabeza (Madrid, País Vasco y Navarra), pero por encima de otras comunidades como Canarias, Castilla- La Mancha y Extremadura. Sus principales competidores son, por ejemplo, Galicia, Cantabria, Aragón o Cataluña. Uno de los elementos que más influyen en esa tabla es el gasto en I+D+I, que en Asturias no alcanzaba en 2014, último año del que se aportan datos, el 1% del PIB. La situación contrasta con la de Madrid, que dedicaba ese año el 3,15% del PIB a innovación. El caso del Principado es significativo, ya que con la crisis ha reducido su gasto en esta partida casi a la mitad, ya que en el 2000 llegó a destinar el 2% a este sector.

En todas las regiones el gasto empresarial en innovación se redujo fuertemente durante la crisis y también se redujo la I+D ejecutada por las Administraciones y Universidades, con la única excepción del País Vasco. En Asturias, el 60,1% del gasto total en I+D+I lo realizan las empresas, seguido del 12,9% que aporta la Administración y del 27% de la Universidad. Este reparto es muy dispar en las comunidades españoles, ya que, por ejemplo, el gasto de las empresas en Madrid supone el 80% del total y en Canarias solo el 16%.

 Capital humano

El informe del BBVA repasa todos los aspectos que influyen en la economía del conocimiento, entre ellos el factor humano. En este aspecto Asturias se sitúa en cuarta posición, tan solo por detrás de las tres potencias nacionales (Madrid, País Vasco y Navarra), ya que el 48% de la población ocupada tiene estudios superiores. La evolución ha sido notable, ya que en el año 2000, con una cifra de paro muy inferior, el porcentaje era del 28%. Además, el estudio señala que el 33% de los empresarios y directivos de la región tienen estudios superiores, un porcentaje inferior al 50% de Madrid pero muy por encima del 22% de Castilla- La Mancha. Existe, según explican los autores del informe, una relación positiva entre el nivel de formación de los empresarios y el uso que sus empresas hacen del capital humano, que se refleja en las diferencias regionales.

Tamaño de las empresas

Otro de los aspectos que ayuda poco a desarrollar la economía del conocimiento en Asturias es el tamaño de sus empresas. Un tamaño insuficiente de las sociedades frena la acumulación de capital humano y dificulta la internacionalización y la absorción de nuevas tecnologías. En el Principado, el 3,3% de las empresas no tienen ningún trabajador; el 42% son microempresas con menos de 10 empleados; el 26% tienen entre 10 y 49; el 14% entre 50 y 249 y solo el 13,8% cuentan con más de 250 trabajadores. Las diferencias entre las comunidades son importantes, y Asturias, como sucede en la mayoría de las tablas parciales de este informe, se sitúa en la mitad de la clasificación.

Por último, el estudio incorpora una tabla en la que se agrupan todos los indicadores evaluados en cinco apartados (resultados, conocimiento y capital humano, innovación y TIC, factores de entorno y tejido empresarial). En todas ellas Asturias ocupa una posición media, por lo que, en conjunto, está al mismo nivel que Aragón y Cataluña y solo por detrás de País Vasco, Madrid y Navarra.

Comentarios

El gasto en I+D+I retrocede en Asturias una década