Presionan al Colegio Electoral para que no vote a Trump

Si 37 republicanos le niegan su voto, la elección presidencial quedaría en manos de la Cámara baja


Nueva York / corresponsal

Aunque Donald Trump ganó en las urnas el 8 de noviembre, la hora de la verdad será mañana, es decir, el primer lunes que sigue al segundo miércoles de diciembre tal y como estipula la ley. Ese es el día elegido para que los 538 miembros del Colegio Electoral se reúnan y voten al presidente de EE.UU. El magnate obtuvo 306 compromisarios frente a los 232 de Hillary Clinton, pero técnicamente su triunfo no es oficial hasta que esos electores lo voten. Los posibles conflictos de intereses de Trump y las denunciada de la injerencia de Rusia durante las elecciones son los argumentos esgrimidos para presionar a los electores para que cambien su voto «por el bien de la democracia». Tal es la alarma que incluso 10 miembros del colegio han pedido un informe completo a las agencias de inteligencia, antes de emitir mañana su voto. «Los electores deberían pensar detenidamente antes de votar a Trump», urgió The Washington Post.

Sobre ellos ha recaído la presión del movimiento Electores Hamilton, un grupo impulsado por votantes demócratas que piden a 37 electores republicanos que no respalden o se abstengan de votar al magnate y así evitar que obtenga los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca. Ellos son la última esperanza. En sus filas están John Kasich, precandidato a la presidencia y gobernador de Ohio, así como el primer elector republicano de Texas, Christopher Suprun, que dijo que no votará por el multimillonario. La presión también llega de Hollywood y, a través de un vídeo, más de una decena de estrellas han pedido a los electores que eviten que Trump se siente en el despacho oval. Los Electores de Hamilton pretenden que el moderado John Kasich sea la alternativa a Trump.

La posibilidad de que esto ocurra sin embargo, es muy remota y lo más probable es que sin sorpresas, el empresario consiga los votos necesarios. De no ser así, la elección del presidente quedaría en manos de la Cámara baja. El resultados ser conocerá en una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso el 6 de enero.

El error en Twitter

Donald Trump, mientras, sigue abonado a la polémica. Esta vez fue por una errata que se le coló en su tuit y se convirtió en trending topic. «China robó un dron de la Marina de EE.UU. en aguas internacionales y se lo llevó a su país en un acto sin presidente». Lo que quería poner era «sin precedente», unprecedented, y no unpresidented. Más allá del error, que no tardó en corregir, el magnate dio un paso más en su marco de tensión con China, evitando de nuevo cualquier protocolo diplomático.

El Gobierno de Pekín se comprometió a devolver la sonda submarina interceptada en aguas internacionales del mar de China Meridional, pero lamentó «el bombo» que Washington ha dado al incidente.

A casi un mes de su investidura, el magnate sigue conformando un gabinete ultraconservador. Para estar al frente de la Oficina de Gestión de Presupuesto de la Casa Blanca ha designado a Mick Mulvaney. Este congresista republicano por Carolina del Sur y aupado en el 2010 por el Tea Party, es un firma partidario de reducir el gasto público.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Presionan al Colegio Electoral para que no vote a Trump