Rusia enviará un equipo a Turquía para investigar la muerte del embajador

La policía turca ha detenido hasta el momento a varios miembros de la familia del policía que disparó a Andrei Karlov y también a un compañero de piso


Ankara / Moscú

El Kremlin envió a Ankara un equipo de 18 personas para investigar el asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, según acordaron los presidentes Vladimir PutinRecep Tayyip Erdogan, anunció este martes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El grupo incluye a expertos del servicio secreto, de la policía y del Ministerio de Exteriores, que estudiarán el caso junto con sus colegas turcos en busca de responsables. Karlov fue asesinado a tiros en la noche del lunes cuando inauguraba una exposición. El agresor, un policía de 22 años, fue abatido poco después por las fuerzas de seguridad.

;
Asesinan a tiros al embajador ruso en Turquía al grito de «venganza por Alepo» Andrei Karlov estaba ofreciendo un discurso en una exposición fotográfica en Ankara

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, aseguró que se esclarecerán los hechos. «Debemos descubrir quién o qué está tras este atentado infame y traidor. Y lo haremos juntos», dijo durante un encuentro con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, en Moscú.

Según Peskov, los responsables del atentado pretendían dividir de nuevo a Ankara y Moscú, algo que aseguró no ocurrirá. «El asesinato no puede dañar, de ninguna manera, los esfuerzos de Rusia y Turquía de encontrar una paz para Siria», dijo citado por la agencia de noticias Interfax. También el mandatario turco Erdogan dijo en Estambul: «Nunca permitiremos que nuestras relaciones con Rusia se dañen o destruyan».

Pese al atentado se mantuvieron hoy las negociaciones entre Turquía, Siria e Irán sobre el conflicto sirio que estaban previstas en Moscú, en el primer encuentro en este formato. Rusia e Irán son aliados del presidente sirio, Bashar al Assad, mientras que Turquía apoya a los rebeldes.

Mientras tanto, la policía turca detuvo a varios miembros de la familia del agente que mató al embajador ruso, según informó la agencia estatal Anadolu. Según el Ministerio del Interior, el responsable se llamaba Mevlüt Mert Altintas y procedía de Söke, en la provincia occidental turca de Aydin, pero estaba destinado en Ankara.

Entre los arrestados están el padre, la madre, la hermana menor y otros dos parientes. También fue detenido un tío que tenía un alto cargo en una escuela que fue cerrada por las autoridades tras ser acusada de vínculos con el movimiento del clérigo Fethullah Gülen.

En el marco de estas investigaciones el tío había sido arrestado pero luego puesto en libertad. Anadolu también informa de la detención de un policía que vivía con el que perpetró el atentado.

Medios cercanos al Gobierno turco comentaron que se sospecha que Altintas pertenecía al movimiento de Gülen. Ankara asegura que este grupo dirigido por el clérigo exiliado en Estados Unidos es responsable del intento de golpe de Estado del 15 de julio en Turquía. 

Mientras tanto, los restos mortales del embajador serán trasladados a lo largo de este martes a Rusia. Representantes del Gobierno turco, diplomáticos y dignatarios religiosos participaron en una ceremonia de despedida en el aeropuerto de Ankara. También estuvo presente la viuda del diplomático, que junto a uno de sus hijos acompañó al ataúd, cubierto con una bandera rusa, que fue subido a un avión ruso.

Cavusoglu anunció que Turquía homenajeará al embajador póstumamente bautizando una calle de Ankara con su hombre. «Haremos que su nombre siga viviendo en Ankara en nuestros corazones», señaló. Se trata de la calle en la que está la embajada rusa.

Mientras tanto, el Ministerio de Exteriores de Moscú recomendó a los ciudadanos rusos no viajar a Turquía tras el atentado. «Todos deberían sopesar muy bien antes de viajar a Turquía porque allí se producen atentados casi a diario», dijo el viceministro de Exteriores, Oleg Syromolotov, citado por la agencia Interfax.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rusia enviará un equipo a Turquía para investigar la muerte del embajador