Veinte trabajadores de Ferraz, premiados con el Gordo

El número oficial del PSOE también se compró en la administración que repartió íntegramente el primer premio


Nada más terminar el sorteo de Navidad, un tuit enviado desde la cuenta oficial del PSOE daba un respiro a los socialistas que, tras un annus horribilis por debacles electorales, espantadas y escisiones, vieron la luz al final del túnel. Al menos en forma de décimo de lotería. «Felices porque muchos trabajadores de la casa en Ferraz han sido agraciados con el gordo de Navidad. Un gran final para un año difícil». Este gran final que auguraba la agrupación socialista por la mañana se les atragantó, sin embargo, a muchos empleados de la sede central de la agrupación socialista.

Fuentes del PSOE explicaron ayer a este periódico que veinte trabajadores del departamento de administración fueron premiados con el gordo, vendido íntegramente en la administración del madrileño barrio de Acacias. A este mismo despacho, situado a varios kilómetros de Ferraz, pertenece también el número oficial de la lotería del partido que, no obstante, no obtuvo ninguna recompensa económica.

Al hecho de que el azar hiciera que un elevado número de socialistas rozaran el primer premio con los dedos y se quedaran sin nada se le sumó horas más tarde una agria polémica. La enésima en los últimos doce meses y, quizás, la más llamativa, porque ni con el gordo mediante parece el PSOE librarse de las pugnas internas. Y es que el primer premio ha generado reacciones de molestia y enfado entre los trabajadores del partido de la rosa porque, al parecer, fue la administración del paseo de la Esperanza la que regaló cinco décimos con el número 66513 a Ferraz en señal de agradecimiento por la compra del número oficial. Según Europa Press, dos de estos décimos se repartieron en participaciones, no en toda la casa, y otros tres se los quedaron tres trabajadores de administración, entre ellos, el gerente del partido, Goyo Martínez. Así las cosas, eran muchos los empleados sin participación que se preguntaban ayer por qué ellos no contaban con ese obsequio que ahora vale muchos miles de euros y otros sí, si al final se trataba de un detalle de los loteros con el partido que ahora lidera Javier Fernández.

Al año convulso que le ha tocado vivir a la política española parece que los niños de San Ildefonso le han querido dar un toque dulce en su recta final. El Partido Comunista también repartió ayer millones, concretamente 56,2 del segundo premio en Pinos Puente, un pequeño pueblo de Granada. En este caso, igual que ocurrió con los socialistas, fueron los responsables de la administración los que ofrecieron el número premiado a la agrupación.

Comentarios

Veinte trabajadores de Ferraz, premiados con el Gordo