«El final del camino», cada vez más cerca

La serie, que tiene como trasfondo la construcción de la catedral de Santiago, esta a punto llegar a Televisión Española y TVG con un reparto de lujo y cargada de acción, intrigas y pasión

;
«Arma un grupo de hombres y sal hacia Compostela» Aventuras, acción, historia, intriga y mucho amor en la serie «El final del camino»

Redacción / La Voz

Historias de amor prohibidas, luchas de poder, asaltos, batallas y mucha intriga representada por un selecto grupo de actores del panorama nacional entre los que se encuentran caras gallegas tan reconocidas como Cristina Castaño, Javier Rey o Antonio Mourelos. Si a esto se le añade un trasfondo único como es el de la construcción de la catedral de Santiago desde 1075 hasta 1120, el cóctel es perfecto. Y queda poco para degustarlo. El final del camino está a punto de llegar a Televisión Española y TVG, y se presentará el martes por partida doble: por la mañana en Madrid y esa misma noche en Santiago.

En esta serie española, cuya primera temporada tendrá ocho capítulos -de 70 minutos cada uno-, conviven personajes de ficción, héroes anónimos que sufren los avatares de una época fascinante, con personajes históricos perfectamente reconocibles. Así, los espectadores se engancharán a la peculiar relación entre don Diego Peláez, obispo de Santiago, y Gonzalo de Catoira, uno de los tres hermanos protagonistas de la ficción. Además, las tramas principales de la serie, que trasladarán a los espectadores a los años más oscuros de la Edad Media, tendrán el despertar del Camino como elemento vertebrador de los reinos cristianos de la Península con otros pueblos de Europa.

Desde Galicia para España

La ficción, de Voz Audiovisual, que ha sido rodada en escenarios naturales de la comunidad gallega, es la primera gran producción hecha desde Galicia para España, y cuenta con una clara proyección internacional. De hecho, ya ha sido presentada en el MIPCOM de Cannes, como adelanto de su puesta de largo comercial oficial en el NATPE de Miami la próxima semana.

En El final del camino se verán lugares tan relevantes en aquel momento como los montes de Toledo, Sevilla o la región del Rif, en el norte de África; aunque, sin duda, los gallegos disfrutarán sobre todo de la recreación de batallas y escaramuzas en los bosques autóctonos y a campo abierto, o ante las murallas. Igual que de la recreación de las casas y murallas de Compostela, de la basílica de Alfonso III o del pazo de Andrade. Para llevar a cabo este despliegue se ha contado con la supervisión de historiadores que constaten con la mayor fidelidad posible las edificaciones, los atuendos y, en general, las costumbres de la época.

Uno de los grandes reclamos de la serie es el plantel de actores principales -Antonio Velázquez, Asier Etxeandía, Begoña Maestre o Maxi Iglesias, última incorporación al elenco, forman parte del reparto-, pero para que esta producción haya podido realizarse han hecho falta más de novecientas personas; entre las que se encuentran más de doscientos técnicos, un centenar de actores y actrices, medio millar de figurantes y un centenar de especialistas y equipos de apoyo, junto a los encargados de la construcción y ambientación que trabajaron en las instalaciones de la Feria Internacional de Galicia Abanca, en Silleda, para diseñar y levantar, de la mano de Ángel Amaro, hasta 2.500 metros cuadrados de sets de grabación interiores y un completo poblado que representa, en una hectárea, la Compostela de la época y las obras de la catedral.

Comentarios

«El final del camino», cada vez más cerca