Obama admite que subestimó el impacto de la injerencia rusa en las elecciones

El presidente saliente de Estados Unidos confiesa no haber sido consciente de la influencia de la desinformación y de la piratería cibernética en las sociedades modernas


Redacción / La Voz

El presidente saliente de EE. UU., Barack Obama, aseguró que no subestimó las amenazas del presidente ruso Vladimir Putin, pero sí admitió haber infravalorado el impacto de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales. Lo dijo en una entrevista emitida por la cadena de televisión ABC News en la que confesó no haber sido consciente del impacto que la desinformación y la piratería cibernética puede tener en las sociedades modernas.

Su confesión sale al hilo de la divulgación, el viernes pasado, del informe de inteligencia que concluye que Putin ordenó una campaña para influir en el resultado de las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos porque prefería que ganara el entonces candidato republicano Donald Trump. «Creo que he subestimado el grado en que, en esta era de la información, es posible con desinformación y ciberataques tener un impacto en nuestras sociedades, nuestros sistemas abiertos», dijo el presidente.

Pruebas en Europa

Barack Obama dijo que encargó ese informe -elaborado por la CIA, el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)- «para estar seguros de que entendemos que esto es algo que Putin ha estado haciendo por algún tiempo en Europa, especialmente en viejos países satélite donde hay muchas personas que hablan ruso, pero de forma creciente en las democracias occidentales». El presidente saliente mencionó elecciones que se avecinan en países europeos y apeló a «prestar atención» ante una posible injerencia.

De acuerdo con el informe, inicialmente Rusia inició una campaña cibernética para perjudicar la carrera electoral de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, pero más tarde se convirtió en apoyo a Trump una vez que la victoria del polémico empresario se tornó una posibilidad real.

Trump, que se reunió con los jefes de inteligencia para recibir el informe completo, aceptó, según AFP, la posibilidad de la participación rusa en el pirateo a blancos estadounidenses, incluido el Comité Nacional Demócrata, pero rechazó la conclusión de que Rusia había interferido en las elecciones, al tiempo que ridiculizó a las agencias de inteligencia por sus hallazgos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Obama admite que subestimó el impacto de la injerencia rusa en las elecciones