Moto E3: la estrategia de Lenovo para plantar cara a Apple y a Samsung

La compañía china apuesta por la gama media con un terminal «low cost» con Android puro, batería extraíble y dos años de almecenamiento en Google Fotos


Redacción / La Voz

La fuerte competencia entre los fabricantes de smartphones chinos desplazó a Lenovo de los primeros puestos del ránking mundial. En la actualidad ocupa la sexta posición, tras Apple, Samsung, Huawei, Oppo y Xiaomi, aunque desde la compra de Motorola en octubre del 2014 ha recuperado un 4,2 % de cuota de mercado. Pero la compañía con sede en Pekín y Morrisville (Carolina del Norte, EE.UU., cuartel general de la división de ordenadores ThinkPad, que Lenovo adquirió a IBM), tiene muchas esperanzas de recuperar posiciones en el 2017. Y buena parte de ellas se fundamentan en sus excelentes terminales 4G de gama media; Lenovo es especialista en este segmento, que supone el grueso de las ventas de móviles en todo el mundo y especialmente en países en vías de desarrollo como la India o la propia China.

Un buen ejemplo de esta política es el Moto E3, un gama media con características que no hace mucho serían propias de un smartphone avanzado. Por menos de 100 euros incorpora una pantalla de 5 pulgadas HD (1280 x 720 píxeles y una densidad de 294 puntos por pulgada), procesador de cuatro núcleos, cámara trasera de 8 megapíxeles (y frontal de 5) y tiene un grosor de solo 8,6 milímetros. ¿Dónde ahorra Lenovo? En la RAM, de solo 1 GB, y en la capacidad de almacenamiento, 8 GB, que pueden quedarse escasos si queremos instalar muchas aplicaciones o guardar fotos y vídeos. Sin embargo, se ofrece hasta dos años de almacenamiento gratuito de archivos con calidad original en Google Fotos, un servicio que realiza una copia de seguridad de imágenes y vídeos de forma automática.

Tampoco ofrece tecnologías disponibles en terminales de gama media-alta, como lector de huellas o conectividad NFC (importante para el pago contactless en comercios). Pero se vende por la mitad o la cuarta parte de estos últimos.

El Moto E3 incluye la última versión de Android puro (6.0, Marshmallow), es decir sin la capa de personalización que añaden muchos fabricantes y que, además de cambiar el aspecto de la interfaz, instala apps no deseadas por el usuario. Dispone de una batería de 2.800 mAh que además es extraíble, algo ya casi imposible de encontrar en los teléfonos más caros, en los que esta interesante característica se ha sacrificado en aras de una delgadez extrema y también como consecuencia del uso de carcasas unibody. La cubierta trasera de del móvil de Lenovo es de plástico.

Otra ventaja del E3 es su revestimiento nanométrico, una barrera impermeable que ayuda a proteger el dispositivo frente a exposiciones moderadas al agua, como derrames, salpicaduras o precipitaciones ligeras. Lenovo aclara que no está diseñado para sumergirse, ni para exponerse a agua presurizada u otros líquidos.

La lista de especificaciones se completa con entrada para auriculares de 3,5 mm, Bluetooth 4.0, flash LED y A-GPS. La conectividad está fuera de toda duda: 4G LTE (categoría 4), UMTS / HSPA+ y GSM / EDGE. En definitiva, un smartphone con capacidad para satisfacer las necesidades de la mayoría de los usuarios (navegación web, fotografía y vídeo en alta definición, WhatsApp...), pero que cuesta la décima parte que un iPhone 7 o un Samsung Galaxy S7.

El director general de Lenovo, Yang Yuanqing, reconoció en noviembre pasado que «la integración de Motorola no funcionó tan fluidamente» como se esperaba. Pero, al mismo tiempo, mostró su confianza en el valor que la antigua marca norteamericana puede proporcionarles en los países occidentales. Lenovo, que es el líder mundial en el mercado de pecés, por delante de Hewlett-Packard y Dell, aspira a hacer lo mismo en el de los móviles. «Si hay una marca que puede desafiar a los dos principales actores _afirmó Yang Yuanqing, en referencia a Apple y Samsung_, Lenovo es una de ellas». La revolución ha empezado por la gama media.

Comentarios

Moto E3: la estrategia de Lenovo para plantar cara a Apple y a Samsung