Duro Felguera contiene sus pérdidas

La empresa reduce en 68,9 millones sus números rojos y consigue un beneficio bruto de explotación de casi nueve millones gracias a la mejora de todas sus áreas de negocio salvo la energía

La sede de Duro Felguera.La sede de Duro Felguera
La sede de Duro Felguera

Oviedo

Duro Felguera (DF) registró en 2016 unas pérdidas netas de 18,2 millones de euros, lo que supone reducir en un 73,6% el quebranto de 68,9 millones contabilizado en el ejercicio anterior. La empresa ha destacado su vuelta al beneficio operativo, ya que registró un beneficio bruto de explotación o EBITDA de 8,6 millones de euros, frente a las pérdidas de 96 millones de 2015, gracias a la mejora de márgenes en todas sus áreas de negocio a excepción de la de energía. Las ventas de la multinacional se redujeron un 8%, hasta 709 millones, debido a la demora en el inicio de algunos proyectos en cartera, ha precisado la compañía.

El resultado financiero neto arrojó unos números rojos de 19,5 millones de euros, frente a la ganancia de 10,8 millones de 2015, algo que DF justifica por los menores ingresos financieros, el «elevado coste del endeudamiento local» en Argentina y las pérdidas por diferencias de cambio. No obstante, la empresa resalta que a finales del ejercicio se canceló en su totalidad la deuda local en Argentina. A 31 de diciembre 2016, la cartera de Duro Felguera alcanzaba la cifra de 2.201 millones de euros, un 1,2% más que hace un año. La contratación del ejercicio ascendió a 625 millones de euros, un 60,3%, originados en su mayor parte por cuatro proyectos: la planta de ciclo combinado en Rumanía, por 172 millones; un equipamiento de manejo de graneles en Argelia, por 95 millones, y dos proyectos para la construcción de dos ciclos simples en Argentina, por 103 millones.

Respecto al balance de situación, la compañía apunta que su tesorería bruta ascendía al cierre del ejercicio a 152 millones de euros, más de un 40% por encima de la del trimestre precedente (108 millones). La deuda neta se redujo de los 253 millones del tercer trimestre a 225 millones al cierre del año, un 11,1%.

La compañía ha explicado que la reducción de la deuda en 28 millones se debe principalmente al cobro de más de 9 millones en el proyecto de Termocentro (Venezuela) y a anticipos de cobros de proyectos en curso. A este respecto, ha destacado que en los dos primeros meses de este año ha recibido cobros de Termocentro por 15 millones de euros adicionales, y cifra en 78 millones el saldo pendiente de cobro. No obstante, en términos interanuales la deuda neta se triplica, desde los 75,8 millones del cierre de 2015, por la ejecución de avales por parte de su cliente en el proyecto Roy Hill (Australia) por valor de 88 millones y los sobrecostes asociados a los proyectos CVO (Argentina) y Carrington (Reino Unido).

La compañía mantiene negociaciones con Bankia, BBVA, Caixabank, Popular, Sabadell y Santander sobre vencimientos de deuda y las garantías comerciales. Además, la compañía ha otorgado mandato para la venta de activos no productivos. En este sentido, el pasado año completó la venta de Petróleos Asturianos, que le supuso un ingreso de 13,8 millones de euros y obtuvo una indemnización de 4 millones por la participación en Núcleo. Asimismo, la compañía está estudiando «un plan que permita una reducción significativa de costes y el refuerzo del equipo gestor con el nombramiento de un consejero delegado».

Comentarios

Duro Felguera contiene sus pérdidas