Hazte Oír incluye los signos de interrogación en el lema de su autocaravana para cumplir con lo dictado por el juez

A pesar de la modificación, ha vuelto a ser paralizada por la Policía Municipal a su llegada a Cibeles

La caravana de Hazte Oir se cruza con el autobús fletado por «El Intermedio» para protestar por la campaña de la organización ultracatólica
La caravana de Hazte Oir se cruza con el autobús fletado por «El Intermedio» para protestar por la campaña de la organización ultracatólica
Redacción
Madrid

Hazte Oír ha presentado este viernes la autocaravana con la que continuará con su campaña contra la transexualidad y que cambia el lema anterior incluyendo los signos de interrogación para cumplir con lo dictado por el juez que ha paralizado el primer autobús por poder incurrir en delito con el mensaje que portaba.

En el kilómetro 27,5 de la A-1, en un aparcamiento, se encontraba la autocaravana, también con los colores naranjas de la organización y con un nuevo lema, muy similar al anterior: «No permitas que manipulen a tus hijos en el colegio. Infórmate con el libro que no quieren que leas. Interrogación. ¿Los niños tienen pene?¿Las niñas tienen vulva?».

De este modo, se elimina el «Que no te engañen» que acompañaba a «Los niños tienen pene» y «las niñas tienen vulva», escritas a modo de afirmación.

La autocaravana de la campaña de Hazte Oír contra la transexualidad ha salido este mediodía con el lema mínimamente cambiado y ha llegado poco antes de las 13.30 horas a la plaza de Cibeles, donde ha sido paralizada por un agente de la Policía Municipal de Madrid.

Después de que el presidente de la plataforma, Ignacio Arsuaga, haya anunciado que conduciría con el nuevo vehículo hasta Cibeles, para circular cerca del Ayuntamiento de Madrid con su mensaje, varias cámaras de televisión además de la propia Policía Municipal se encontraban en la zona.

En cuanto ha aparecido, un agente ha pedido al conductor que paralizara el vehículo. El Policía lleva un documento con la ordenanza de Publicidad para determinar si el nuevo vehículo incumple esta normativa municipal.

A dos metros de la autocaravana inmovilizada se ha parado el autobús «del respeto y la libertad» impulsado por la asociación Arcópoli y el programa El Intermedio de La Sexta con un mensaje a favor del respeto del colectivo.

Ignacio Arsuaga había defendido que «en absoluto es un desafío», sino «un ejercicio ciudadano de la libertad de expresión». Además, había explicado que esta misma mañana habían presentado un recurso de 32 páginas en el que explican por qué les parece «absolutamente ilegal» esa decisión.

«Hemos decidido salir con otro eslogan, con un signo de interrogación para poder ejercer nuestro derecho a la libertad de expresión», ha explicado, al tiempo que ha dicho que «en absoluto» se están riendo del colectivo transexual.

Asimismo, ya había advertido de que si le volvían a inmovilizar la autocaravana se querellaría contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, al considerar que va contra su derecho constitucional de libertad de expresión.

Por otro lado, ha adelantado que el día 12, a mediodía, se manifestarán por la libertad de expresión, y que denunciará a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, al socialista Pedro Sánchez, y a los dirigentes de Podemos Pablo Echenique e  Íñigo Errejón por «insultarlos» en las redes sociales.

El autobús naranja desató la polémica el pasado martes al ser visto por primera vez circulando por las calles de Madrid. Fue entonces cuando la presidenta del Gobierno regional, Cristina Cifuentes, calificó la campaña de «completamente impresentable» y puso el caso en conocimiento de la Abogacía General de la Comunidad de Madrid. Asimismo, pidió a la delegada de Gobierno, Concepción Dancausa, que lo llevara también a la Fiscalía por si era constitutivo de delito.

El PSOE, por su parte, llevó el asunto a la Cámara Baja y el grupo parlamentario socialista en el Congreso pidió la intervención de la Fiscalía para impedir que el autobús siga circulando por las calles del país.

El mismo martes, la policía municipal de Madrid procedió a inmovilizar el autobús al considerar que la campaña, además de ser «violenta y ofensiva», incumplía las ordenanzas municipales y podía incitar al odio. Finalmente, este viernes el Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid ha acordado como medida cautelar la prohibición de circulación del autobús desplegado por Hazte Oír hasta que no retire el mensaje contra la transexualidad.

La polémica traspasó las fronteras españolas y fue recogida en medios internacionales como la BBC. El alcance de la noticia fue tal que Chelsea Clinton, la hija de Bill y Hillary Clinton, se hizo eco de la misma en sus redes sociales con el mensaje «Por favor, no traigáis estos autobuses a Estados Unidos (o a ningún otro lugar)».

Comentarios

Hazte Oír incluye los signos de interrogación en el lema de su autocaravana para cumplir con lo dictado por el juez