¿Otros 18 años más de Alcántara?

El equipo de «Cuéntame» se va de vacaciones hasta septiembre, mes en el que retomarán las grabaciones, ya que la serie no tiene previsto bajar el telón todavía


redacción / la voz

Cumplen la mayoría de edad marcando una forma de hacer televisión en España en una época en la que los efectos especiales, los thriller o la necesidad infundada de hacer algo distinto está a la orden del día cuando uno coge el mando a distancia. Imanol Arias, Ana Duato, Ricardo Gómez o Pablo Rivero se van hoy de vacaciones tras finalizar, ayer, el rodaje de la temporada número 18 de Cuéntame cómp pasó; esa serie que, al contrario que aquellas ficciones que relatan el oscurantismo de tiempos pasados, muestra la cara amable de España -de hecho, escogieron la victoria de Massiel en Eurovisión para iniciar su particular visión de la historia- con la familia Alcántara como anfitriona.

Esta prole ha hecho que, solo en marzo, más de tres millones de espectadores hayan seguido sus historias cada jueves. Ahora, después de treinta semanas y 145 jornadas de rodaje, toca descansar, pero la emisión de Cuéntame continúa, y las grabaciones se retomarán en septiembre. Solo en esta temporada, durante los noventa días de grabación en exteriores, los equipos de fotografía, decoración, vestuario y maquillaje han rescatado la imagen de los veraneantes y bañistas en las playas de Benidorm en el verano de 1985, así como el de los elegantes invitados a la firma del Tratado de Adhesión de España a la Comunidad Europea, entre quienes no podía faltar Antonio Alcántara.

Además, para llevar esta temporada adelante, en la producción han participado más de 150 actores. Junto con el reparto habitual -de los que Juan Echanove se ha bajado del cartel, según él «no por voluntad propia»-, en próximas entregas se podrá ver, de manera puntual, el trabajo de actores como Víctor Clavijo, Gemma Cuervo, Clara Sanchís y Félix Pons. Pero no será hasta la semana que viene, ya que la serie más longeva de la televisión actual en España no se emitirá esta noche, Jueves Santo. No obstante, volverá dentro de una semana con un nuevo episodio en el que los Alcántara descubren los planes del alcalde de Sagrillas para construir un cementerio nuclear en el pueblo. Carlos pedirá la ayuda del marido de Karina, Mauricio, militante ecologista y la abuela Herminia recibirá muy buenas noticias. 

La longevidad

Mucho se ha escrito sobre eso de que en el caso de que esta familia de San Genaro llegue a alcanzar el momento actual se produzca un colapso espacio-temporal. Y muchas son las elucubraciones sobre cuánto están dispuestos a estirar el chicle los guionistas de la serie. Inés, que ha tenido varias caras -y alguna que otra polémica con las actrices-, ha vivido en una comuna hippie, ha estado en la cárcel, se ha casado con un cura y ha estado enganchada a la heroína. Toni ha estado al borde de la muerte en innumerables situaciones, Antonio le fue infiel a Mercedes rompiéndole el corazón a toda España y, lo que parecía más increíble todavía, a Carlitos, cosas de la edad, le cambió la voz. Todo esto ha sucedido en casi veinte años de existencia y la audiencia, volátil y caprichosa con la mayoría de series que se estrenan, sigue respaldando unas tramas que, los guionistas ya advierten, varias quedarán cerradas definitivamente al terminar esta temporada.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Otros 18 años más de Alcántara?