¿Acabará el currículo anónimo con la discriminación laboral de la mujer?

La Voz / Agencias

ACTUALIDAD

Eddie Keogh | Reuters

La intención es que lo determinante al acceder a un puesto de trabajo sea la formación, cualificación y el perfil del candidato o candidata

20 jul 2017 . Actualizado a las 22:22 h.

El currículo sin nombre, edad, ni foto -también denominado 'anónimo'- es una iniciativa que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad propuso instaurar y expandir en empresas -hace ya algún tiempo- con el objetivo de evitar la discriminación en el ámbito laboral y, con esto, garantizar la igualdad de oportunidades. Lo que se pretende, con este proyecto, es que lo determinante a la hora de acceder a un empleo sea la formación, cualificación y el perfil del candidato o candidata. Y para esto, conocer si la persona es hombre o mujer es innecesario.

Tras siete meses de trabajo, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, firma este jueves un protocolo con 78 empresas. A partir de aquí, estas tendrán un máximo de tres meses para la elaboración de un modelo base -que se aplicará de forma voluntaria, es decir, si la empresa así lo considera-.

A pesar de que la iniciativa pretende lograr la igualdad de condiciones a la hora de optar a un puesto de trabajo, no garantiza, en realidad, que los agravios en la selección desaparezcan. La profesora de Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya Eva Rimbau explica que «el currículum ciego puede ser útil para no descartar a candidatos por motivos de sexo, edad o raza ya que en muchas ocasiones se elige antes a un hombre que a una mujer para un mismo puesto, aunque la formación y experiencia profesional sea similar en ambos casos», según recoge Efe.