Las escenas que no olvidarás de la séptima temporada de «Juego de tronos»

Los últimos siete capítulos de la serie inspirada en los libros de George R. R. Martin dejan varios momentos épicos para el recuerdo. Repásalos aquí (Ojo, spoilers)

M. V.
Redacción

La séptima y penúltima temporada de Juego de Tronos acaba de finalizar y deja ahora un largo invierno, pero de espera, a los espectadores de cara a la que será la octava y última entrega, la traca final. La aclamada serie de HBO nos ha regalado momentos que permanecerán para siempre en nuestra retina y con motivo de este cierre de temporada recordamos cronológicamente las mejores escenas. 

OJO, si no has visto la serie hasta el último capítulo emitido,  A PARTIR DE AQUÍ EL ARTÍCULO CONTIENE «Spoilers» 

 

Euron Greyjoy y la Flota de Hierro

La armada de Euron Greyjoy sorprendió a las naves de Yara, Theon y los Martell de camino a Desembarco. El rey de las Islas del Hierro lideró un brutal ataque en el que él y su flota arrasaron con todo, mataron a dos de las Serpientes de Arena (Obara y Nymeria), y capturaron a la otra (Tyene), a su madre Ellaria y a Yara. Posteriormente todas serían el regalo que entregaría a Cersei como prueba de lealtad y demostración de intenciones. Theon, preso del miedo y de sus traumas, no fue capaz de ayudar a su hermana y saltó por la borda protagonizando otro momento de cobardía.

Sam el salvador

Sam retó al archimaestre Ebrose al descubrir la identidad del enfermo de psoriagrís, Jorah Mormont, hijo de Jeor Mormont, ex Lord Comandante de la Guardia de la Noche al que tanto admiraba. A pesar de las negativas del archimaestre y de poner en riesgo su vida, decide actuar y operar a Jorah para salvarle la vida. Un momento tan emotivo y noble como asqueroso.

Jon y Daenerys se conocen

Jon Nieve y Ser Davos llegan en una pequeña embarcación a Rocadragón, donde Missandei y Tyrion los reciben y los conducen hacia el castillo. De camino al encuentro con Daenerys, Jon y Davos ven a los dragones por primera vez y se quedan profundamente impactados. Sentada en el trono de Rocadragón, la Targaryen le espera. Ella pretende que Jon se arrodille ante ella, pero este se niega y ambos enfrentan posiciones. Una solo piensa en el Trono de Hierro y desconoce el avance de los Caminantes Blancos y el otro insiste en que él no es su rival y le dice que «los muertos son el enemigo». Tyrion media entre los egos de Jon y de Daenerys, que ante la posibilidad de tener un aliado en el norte le permite extraer vidriagón de la mina de Rocadragón, pero no termina de creerse lo de los muertos.

El regalo de Cersei

La multitud aplaude en las calles de Desembarco del Rey, Euron desfila con su botín y «regalo» para Cersei, que lo recibe sentada en el Trono de Hierro. Cersei visita en la mazmorra a Ellaria y a Tyene Arena. La reina le cuenta lo que sintió como madre cuando supo de la muerte de su hija Myrcella y, para hacerle entender el dolor, besa en la boca a Tyene con el mismo veneno con el que pereció Myrcella y a continuación se limpia los labios e ingiere un antídoto. Ellaria verá morir a su hija delante de sus propios ojos y sin poder hacer nada.

Drogon y los Dothraki arrasan con todo, Bronn se viste de héroe

Khaleesi parte de Rocadragón con Drogon y los Dothraki para tomar por sorpresa al ejército de los Lannister que regresa a Desembarco del Rey. La horda de Dothraki aparece en el horizonte a lomos de sus caballos y tras ellos, Daenerys montada en el dragón.

A la orden de «¡Dracarys!» convierte a filas enteras de soldados en ceniza. Numerosos arqueros Lannister dispararan a Drogon sin efecto y Jaime le pide a Bronn que vaya a por el «escorpión de Qyburn», una ballesta de gran tamaño diseñada para matar dragones.

Con el dragón herido en tierra y la batalla ganada por Daenerys, Jaime decide coger una pica clavada en un hombre frente a él y comienza a galopar entre las llamas para matar a la Targaryen por la espalda. Cuando está llegando, se encuentra con el rostro del dragón de frente que suelta una bocanada de fuego. En ese momento, Bronn aparece cabalgando a su lado y salta para tirar a Jaime de su caballo y evitar que la llamarada lo calcine.

Hincar la rodilla o morir

Después de barrer al ejército de los Lannister, Daenerys ofrece a los soldados supervivientes unirse a ella o morir. Randyll y Dickon Tarly, nuevos aliados de Cersei, se niegan a hincar la rodilla, y a pesar de que el «mediohombre» intenta librarlos de la muerte mediando con la reina, son condenados. A la señal de «¡Dracarys!» arden por el fuego de Drogon. Hecho que motivo a los demás soldados a doblar la rodilla ante la Reina Dragón.

Conexión entre «dragones»

Daenerys llega volando a Rocadragón a lomos de Drogon. Jon, que les contempla desde lejos, no se amedrenta y se acerca para acariciar al dragón ante la fascinada mirada de la Khaleesi al ver que la ferocidad del animal desaparece con el norteño.

Sam renuncia a su sueño en medio de una gran revelación

Sam, cansado de esperar respuestas, renuncia al sueño de convertirse en maestre. Pero antes, en una de las noches que pasa con Elí entre libros, ella le narra una anulación del matrimonio del príncipe Rhaegar para casarse con otra mujer en una ceremonia secreta. El dato se camufla en la conversación como otra curiosidad cualquiera, ya que el joven Tarly está cansado de todo en la Ciudadela, pero realmente está ante la revelación definitiva de que Jon Nieve es el heredero legítimo del Trono de Hierro y de la casa Targaryen.

Los siete magníficos de Jon

Jon Nieve atraviesa el Muro acompañado de una peculiar tropa con la intención de capturar a uno de los muertos. Más allá del gran bloque de hielo, por el camino, tienen lugar una serie de breves y curiosas conversaciones a modo wéstern entre los «exploradores». Los siete magníficos de Jon encadenan anécdotas y conversaciones que acercan a unos personajes que apenas se conocían, y producen los momentos más hilarantes del episodio.

Eso sí, la andaina por la nieve es divertida hasta que el grupo se encuentra, en medio de una tormenta de nieve, a un oso revivido que se lanza con furia contra ellos.

Aislados en un mar de hielo

El escuadrón suicida de Jon consigue, por fin, capturar a uno de los espectros. Pero la cosa tarda poco en volverse desastrosa. Rodeados por miles de criaturas sin vida, y con la esperanza de que Gendry llegue rápido al Muro para avisar a Daenerys. Aunque el paso del tiempo sea sospechoso, la llegada de Daenerys a lomos de Drogon y acompañada por Viserion y Rhaegal es apoteósica.

Jon el inmortal

A Daenerys no le queda otra que huir dejando a Jon Nieve rodeado de muertos vivientes, eso o perder otro de sus dragones. Por suerte, siempre que un Stark está en peligro, ahí está el bueno del tío Benjen para acudir en su rescate.

La nueva mascota de los Caminantes Blancos

El Rey de la Noche fue el encargado de revivir al dragón caído de Daenerys, la nueva mascota de los Caminantes Blancos y arma de destrucción masiva. Brutal el momento en el que el animal abre uno de sus ojos y vemos el color azul intenso.

Reunión de enemigos

Todos los enemigos de Poniente, lo mejor de cada casa, se dieron cita en Desembarco del Rey. A la costa este de los Siete Reinos llegaron Daenerys, Jon, Tyrion, Varys, Missandei, varios Dothraki, Sandor «el Perro» Clegane y Theon Greyjoy. El encuentro tuvo lugar en Pozo Dragón, un peculiar lugar de la capital donde se encontraron con Bronn, Cersei, Jaime, Gregor la Montaña, Clegane, Euron Greyjoy y varios miembros de la Guardia Real. También Brienne de Tarth y Podrick llegaron desde Invernalia enviados en nombre de Sansa. El rencor y las heridas abiertas entre todos ellos estuvieron presentes en el diálogo. 

Un muerto para Cersei

Comenzada la reunión, Jon Nieve se dirige a Cersei para explicarle que la lucha es entre los vivos y los muertos, pero ella no acepta la tregua. Sandor, el Perro, saca de su caja al espectro que corre y se avalanza sobre Cersei, quedando a escasos centímetros de ella. Lo mutilan cortándole una mano y partiéndolo en dos, pero sigue moviéndose. Jon le hace una demostración práctica de que la única manera de acabar con ellos es quemándolos con fuego o bien con armas de vidriagón.

Adiós Petyr Baelish

Por fin presenciamos la que posiblemente fuese una de las muertes más deseadas de todo el elenco de Juego de Tronos, la ejecución de Meñique. Petyr Baelish ha sido el único personaje principal que ha perdido la vida en la séptima temporada de la serie. Sansa se ha hecho mayor, no ha perdido la cabeza y ha aprendido de todas sus vivencias, el final de Baelish fue muy bien llevado.

«Ahí te quedas Cersei»

Cercei muestra a Jaime sus verdaderas cartas, tras llamarle tonto a la cara una vez más, le revela que no piensa involucrarse en la lucha con el ejército del Rey de la Noche. Un Jaime zarandeado una y otra vez, menospreciado y cansado de su hermana le comunica que él se va al Norte a cumplir su promesa, ella lo amenaza y él le reta a matarlo. Cersei, que parece implacable, le deja ir.

Ni Nieve, ni Arena, Aegon Targaryen

En Invernalia, Bran Stark y Sam Tarly atan los cabos necesarios para confirmarnos la verdadera identidad de Jon Nieve. Uno le cuenta lo que leyó en el diario del Septón Supremo sobre la boda secreta de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. Otro comparte la visión que presenció en la que Lyanna hablaba con su hermano Ned Stark en la Torre de la Alegría antes de morir. Ambos, Bran y Sam, llegan a la conclusión de que Rhaegar, el heredero de los Targaryen, nunca raptó ni violó a Lyanna y que se querían. Jon Nieve es Aegon Targaryen, heredero del Trono de Hierro y sobrino de Daenerys. Mientras todo se conoce, el que hasta ahora era un bastardo, va al camarote de la Reina Dragón para resolver toda la atracción acumulada y consumar su relación en la cama. Ellos no tienen ni idea de que son tía y sobrino, pero seguramente ahora tampoco les importe.

El Rey de la Noche cabalga a Viserion

No solo ha llegado el invierno que llevábamos esperando seis temporadas. Con él, han llegado hasta el Muro los Caminantes Blancos. A lomos del resucitado Viserion, el Rey de la Noche hizo trizas parte de la gran muralla de hielo para que su ejército de muertos comience a marchar sobre Poniente.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Las escenas que no olvidarás de la séptima temporada de «Juego de tronos»