La Unión Europea gana la batalla legal a los países que se niegan a acoger refugiados

Agencias

ACTUALIDAD

COSTAS METAXAKIS | afp

El Tribunal de Justicia europeo avala el plan de cuotas y rechaza el recurso de Hungría y Eslovaquia, que insisten en que no recibirán a demandantes de asilo

06 sep 2017 . Actualizado a las 20:03 h.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) avaló este miércoles el programa europeo para reubicar a miles de refugiados llegados a Italia y Grecia, una decisión con la que desestima el recurso de Hungría y Eslovaquia, países que rechazan el sistema solidario de cuotas para repartir la acogida en toda la UE. El mecanismo contribuye de «forma efectiva y proporcionada» a que Grecia e Italia puedan hacer frente a las consecuencias de la crisis migratoria del 2015, de acuerdo al fallo emitido por el TUE.

La sentencia aclara que las instituciones de la UE pueden tomar «las medidas provisionales necesarias» para hacer frente de manera efectiva y rápida a una situación de «emergencia», como fue la llegada repentina de miles de personas desplazadas. Eslovaquia y Hungría, junto a República Checa y Rumanía, votaron en contra del programa temporal que salió adelante en septiembre del 2015, con el apoyo mayoritario del resto de los Estados miembros. Desde entonces, Hungría se ha negado a recibir a ningún refugiado en el marco de esta iniciativa -por lo que Bruselas le ha abierto un expediente sancionador-, mientras que Eslovaquia ha trasladado a 16 personas en año y medio.

El recurso de estos dos países argumentaba que la adopción del plan estuvo «viciada de errores de procedimiento o derivados de una base jurídica incorrecta» y que ni fue necesaria ni es eficaz para responder a la crisis migratoria. Sin embargo, el tribunal europeo recalca en su fallo que la adopción del programa para la reubicación de 120.000 refugiados (existe uno previo para la acogida de 40.000 que no ha sido impugnado por los demandantes) no requería el visto bueno de los parlamentos nacionales, ni era necesaria la probación por unanimidad de los 28. Tampoco admite el TUE el argumento de la falta de eficacia del programa, ya que a su juicio «no puede cuestionarse a partir de apreciaciones retrospectivas» y subraya entre los factores que han frenado el ritmo de acogida la «falta de cooperación de determinados Estados miembros».