Corea del Norte amenaza con una bomba de hidrógeno en el Pacífico

Kim Jong-un llama a Trump «viejo chocho trastornado»

;
Kim Jong-Un promete «domesticar con fuego» a Donald Trump La reacción del líder norcoreano a la decisión del estadounidense de sancionar a las empresas que comercien con Piongyang

Pekín / E. La Voz

El enfrentamiento entre Estados Unidos y Corea del Norte alcanzó ayer un nuevo nivel con más insultos rimbombantes y amenazas estridentes entre sus presidentes. Era de esperar que Kim Jong-un respondiera con contundencia al calificativo de «hombre cohete» que Trump le dedicó en la ONU y lo hizo llamando «viejo chocho trastornado» al presidente de la nación más poderosa del mundo. El joven dictador amenazó con «represalias sin precedentes» contra Washington sin precisar cuales después de que el presidente norteamericano asegurase que destruiría Corea del Norte.

«Ahora que Trump me ha insultado a mí y a mi país ante los ojos del mundo, barajamos una respuesta al más alto nivel» que irá «más allá de sus expectativas», aseguró Kim en un inusual comunicado distribuido por la prensa oficial del régimen y en el que por primera vez hablaba en primera persona para hacer más evidente su furia. «Definitivamente domesticaré con fuego a ese viejo maníaco trastornado», añadió según la versión en español que en inglés lo deja en «viejo chocho trastornado».

Horas después y como suele ser habitual en él, Trump volvió a la carga a través de su cuenta de Twitter al tachar al norcoreano de «loco» a quien «no le importa matar a su pueblo». «Será puesto a prueba como nunca antes», finalizó el estadounidense en una muestra más de que ninguno de los dos líderes están dispuestos a enfriar el clima belicista.

Órdago sin precedentes

Sin embargo, fue el ministro de Exteriores norcoreano quien más elevó el nivel de alarma al asegurar que su país podría detonar una bomba de hidrógeno en el océano Pacífico. Ri Yong-ho, de visita en Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, hizo esas declaraciones a medios surcoreanos y según los analistas tras contar con la aprobación de su líder. Aunque no es la primera vez que Pyongyang lanza un órdago verbal de este tipo [en agosto amenazó con probar un plan de ataque a la isla de Guam que nunca llevó a cabo], los expertos no descartan que lo intente ahora.

«El intercambio de amenazas entre Trump y Kim es cada vez más grave. Son dos trenes a punto de chocar y nadie puede parar esta situación salvo ellos mismos», afirmó a La Voz Chen Xiaohe, experto en Relaciones Internacionales de la Universidad Renmin de Pekín. «Si Corea lleva a cabo esa detonación, el riesgo de guerra será altamente probable. Confiemos en que Pyongyang se amedrente ante ese riesgo consciente de que Estados Unidos es mucho más potente, aunque de momento no parece que vaya a dar un paso atrás», añadió.

En medio de esta tensión, Pekín desmintió las declaraciones de Trump de que el Banco Popular de China había ordenado a las entidades financieras dejar de trabajar con Corea del Norte. El presidente norteamericano hizo esa afirmación tras imponer nuevas sanciones unilaterales a empresas y bancos extranjeros que hagan negocios con Pyongyang.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Corea del Norte amenaza con una bomba de hidrógeno en el Pacífico