Bruselas considera «ilegal» el referendo catalán

La Comisión Europea reitera su defensa a la Constitución, pero rechaza el uso de la violencia policial. El Parlamento Europeo celebrará un debate sobre Cataluña este miércoles. Macron asegura que «no tiene más que un solo interlocutor, que es Rajoy»

«El referendo es ilegal pero la violencia no puede ser un instrumento en política» Bruselas apoya al presidente del Gobierno pero le pide diálogo

Bruselas

«De acuerdo a la Constitución española, el voto de ayer en Cataluña no fue legal». Es la primera valoración que ha hecho la Comisión Europea tras la celebración del plebiscito independentista. Bruselas ha vuelto a salir esta mañana en clara defensa del orden constitucional español, puesto contra las cuerdas en el día de ayer: «Son tiempos de unidad y estabilidad, no de divisiones y fragmentaciones», aseguró su portavoz, Margaritis Schinas, quien llamó a las dos partes a dialogar rápidamente para evitar nuevas tensiones y enfrentamientos.

Para el equipo de Jean Claude Juncker, el conflicto abierto en Cataluña sigue siendo un «asunto interno de España que debe lidiarse en línea con el orden constitucional español», eso sí, sin emplear la violencia.

Las imágenes de la represión policial contra los votantes que han dado la vuelta al mundo no han dejado indiferentes a los responsables de la institución europea: «La violencia nunca puede ser un instrumento en política», recuerda Bruselas al Gobierno de Mariano Rajoy, hoy puesto en cuestión por la prensa internacional: «España vs. Cataluña 0-1», titula el diario belga De Morgen. Para Le Soir, «Madrid lo ha perdido todo».

A pesar de haber perdido la batalla de la opinión pública, el Ejecutivo comunitario sigue confiando en «el liderazgo» de Rajoy para gestionar esta crisis de Estado «en pleno respeto a la Constitución y a los derechos fundamentales de los ciudadanos». Bruselas sigue parapetada tras la doctrina Prodi para apoyar la posición del Gobierno español. Ese principio estipula que una declaración de independencia de Cataluña conllevaría a su expulsión del club comunitario: «Significaría que el territorio que se va se encontraría a sí mismo fuera de la UE», aclaró Schinas quien descarta valorar por el momento si la Comisión estaría dispuesta a mediar entre Barcelona y Madrid.

Juncker y Tusk hablan con Rajoy 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hablado este lunes con el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, en sendas conversaciones telefónicas para abordar los incidentes que rodearon la celebración del referendo ilegal. En su charla con Rajoy, el presidente del Consejo le ha trasladado su apoyo al orden constitucional de España pero también ha pedido un esfuerzo para evitar más tensiones y el uso de la fuerza.

«Acabo de hablar con Mariano Rajoy. Compartiendo sus argumentos constitucionales, he llamado a encontrar vías para evitar más tensiones y el uso de la fuerza», ha escrito el propio Tusk en su cuenta oficial de Twitter.

Esta es la primera vez en que se pronuncia públicamente el presidente del Consejo europeo sobre el desafío independentista. El pasado viernes evitó contestar a una pregunta sobre el asunto en rueda de prensa y cedió la palabra a Juncker.

El jefe del Ejecutivo comunitario, por su parte, ha conversado durante unos quince minutos con el presidente del Gobierno. Durante la conversación, Juncker ha estado en «actitud de escucha» y ha reiterado al presidente Rajoy la posición de la Comisión Europea expresada horas antes en rueda de prensa por un portavoz comunitario.

El Parlamento Europeo celebrará un debate sobre Cataluña este miércoles

El pleno del Parlamento Europeo celebrará un debate este miércoles sobre Cataluña bajo el título «Estado de Derecho, Constitución y Derechos Fundamentales en España, a la vista de los acontecimientos en Cataluña». Aunque se presentaron varias propuestas de debate en torno a Cataluña, este enunciado fue el que consiguió el visto bueno de la mayoría de miembros de la Eurocámara.

Populares, socialdemócratas y liberales querían un debate sobre «Constitución y Estado de Derecho», pero consiguieron el respaldo de Verdes y la Izquierda Unitaria al añadir «Derechos Fundamentales». Inicialmente, los ecologistas querían proponer un debate centrado en la actuación policial y la demanda de diálogo para buscar una solución política tras el referendo ilegal del 1-O en Cataluña, una propuesta ya presentada sin éxito la semana pasada.

Los líderes llegaron en el pleno a un acuerdo sobre el título y la fecha del debate en torno a Cataluña, un debate sin resolución y en el que se pedirá también estar presente a algún representante de la Unión Europea (UE). «Da igual lo que cada uno piense sobre Cataluña, no se puede usar la violencia contra los ciudadanos pacíficos», señaló la líder de los Verdes, Ska Keller, en la misma línea de Guy Vehorfstadt, presidente de los liberales, que reclamó esfuerzos de diálogo.

El único español en intervenir en la breve discusión para establecer el nuevo orden del día de la sesión fue Esteban González Pons (PP), que llamó a abordar el asunto sin enfoques «superficiales» y a tener en cuenta que Cataluña, saltándose la Constitución, podría «romper» España con una declaración unilateral de independencia. «No se puede hablar solo de las imágenes que se vieron ayer y que nadie quería ver», advirtió Pons, que llamó al PE a tener «un debate de alto nivel» y «no contribuir a separar y dividir» desde la Eurocámara.

El debate extraordinario tendrá lugar el miércoles a las 15.00 hora local y dispondrán de turno de palabra todos los grupos de la Eurocámara. El presidente del PE, Antonio Tajani, de los populares europeos, ha sido de entre las instituciones europeas el más contundente contra el secesionismo catalán. Para Tajani, quebrantar la ley española es atacar también la legalidad europea. 

Críticas del gobierno belga

El Gobierno belga ha vuelto a cargar su artillería esta mañana contra el Gobierno español. A las críticas de ayer del primer ministro, Charles Michel, quien condenó la violencia policial empleada para evitar el referendo se sumó hoy el ministro del Interior, Jan Jambon. El nacionalista flamenco aseguró en declaraciones a la RTL que «si los catalanes declaran la independencia, se lanzará un proceso» que, anticipa, se elevará a la mesa de los líderes europeos. También el ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, se sumó a los reproches contra la acción dirigida contra los votantes: «Dentro del Estado de derecho se incluye el respeto a las reglas jurídicas, pero también la reacción proporcionada (...) El uso de la fuerza pública de manera razonable (...) No podemos compartir este tipo de reacción», aseguró el liberal para quien la violencia policial solo ha «acrecentado el abismo entre Cataluña y el Gobierno central».

Macron asegura que «no tiene más que un solo interlocutor, que es Rajoy»

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha hablado por teléfono con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a quien ha transmitido su compromiso con «la unidad constitucional de España», informan fuentes del Elíseo.

En su entrevista telefónica, Macron le recordó al presidente español que, como ya indicó el pasado viernes en su desplazamiento a Tallin (Estonia), él «no tiene más que un solo interlocutor, que es Rajoy».

Por su lado, el portavoz del Ministerio francés de Exteriores ha señalado que Francia «ha tomado nota de las diferentes declaraciones del 1 de octubre, principalmente la propuesta del presidente del Gobierno español de abrir una reflexión común con el conjunto de fuerzas políticas representadas en el Parlamento». 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Bruselas considera «ilegal» el referendo catalán