Miles de personas se echan a la calle para defender la unidad de España

Multitudinaria manifestación en Madrid en contra de la independencia de Cataluña

Miles de personas se concentran en Madrid por la unidad de España El acto ha tenido lugar en la Plaza de Colón y en la calle Serrano

Madrid

El desafío independentista en Cataluña ha despertado el sentimiento patriótico de muchos españoles y les ha hecho movilizarse para defender la unidad nacional. Ayer, miles de personas se echaron a la calle ondeando banderas de España en todo el país para manifestarse en contra de la independencia de Cataluña y en defensa de la Constitución. La concentración más numerosa fue la de Madrid, en donde, según cifras de la delegación del Gobierno, unas 50.000 personas se congregaron en la plaza de Colón convocadas por la fundación Denaes y por medio centenar de organizaciones civiles. Durante el acto, celebrado en medio de un fuerte dispositivo policial, se coreó en numerosas ocasiones la canción Viva España, de Manolo Escobar, y se gritaron consignas como «No nos engañan, Cataluña es España», «Puigdemont prisión», «Yo soy español» o «Con golpistas no se dialoga», además de mensajes de apoyo al Rey, la Policía y la Guardia Civil.

Aunque a la manifestación no se sumó oficialmente el PP, entre los asistentes estaba el secretario de Comunicación de los populares, Pablo Casado, que afirmó que concentraciones como la de ayer demuestran el apoyo de miles de españoles a los catalanes que «tienen miedo a los insultos de los independentistas». 

Apoyo a las fuerzas de seguridad

«Vamos a vencer a los separatistas porque somos más y la ley está de nuestro lado y esta semana veremos como acaba el desafío separatista», añadió Casado. Desde la tribuna hablaron representantes de diferentes organizaciones, entre ellos Francisco Caja, presidente Convivencia Cívica Catalana, que se mostró contrario a cualquier diálogo con los independentistas; el escritor José Javier Esparza, que reclamó apoyo para los agentes de las fuerzas de seguridad que han sido «vilipendiados por proteger la ley de España», o el presidente del partido Vox, Santiago Abascal, que rechazó también la negociación con «quienes han perpetrado este golpe contra España».

En diferentes capitales de provincia se celebraron también manifestaciones, con menor asistencia que la de Madrid, para defender la unidad de España y la Constitución y en contra de la independencia de Cataluña. En Palma, esa concentración se desarrolló bajo el lema «Som balears, no Països Catalans».

En la plaza de Cibeles, muy cerca de la de Colón, tuvo lugar en Madrid otra concentración de unas 1.500 personas, según la Delegación del Gobierno, en favor del diálogo entre el Ejecutivo y la Generalitat. Convocados por la plataforma Parlem-Hablemos, los participantes, ataviados con ropa y banderas blancas, corearon consignas como «Bla, bla, bla, queremos hablar!» o «Madrid está con el pueblo catalán». Actos similares en favor del diálogo se celebraron en otras ciudades.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, publicó un mensaje en Twitter con imágenes de estas manifestaciones en favor de una solución dialogada entre el Gobierno de España y los independentistas y con el siguiente texto: «Diálogo y convivencia. La calle nos lo pide. Estemos a la altura, estamos a tiempo».

Pablo Iglesias, líder de Podemos, apoyó también estas marchas: «La gente es mejor que sus gobernantes. Siento orgullo y esperanza viendo Madrid así ahora mismo».

Concentración en Barcelona para exigir diálogo a Gobierno y Generalitat

En Barcelona, donde hoy está prevista una gran manifestación convocada Societat Civil Catalana (SCC) en contra de la independencia de Cataluña y para defender la Constitución, la democracia y el Estado de derecho, se concentraron ayer unas 5.500 personas, según la Guardia Urbana, para reclamar diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. Convocados por el movimiento ciudadano #Parlem?, vestidos de blanco y con banderas del mismo color, los manifestantes se congregaron frente al Ayuntamiento de Barcelona y el Palacio de la Generalitat gritando consignas como «El pueblo catalán no quiere división», «Sí se puede» o «Queremos hablar».

Concentraciones en las principales ciudades gallegas

Cientos de gallegos salieron ayer a las calles de sus principales ciudades para pedir diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. En Santiago se concentraron poco más de un centenar de personas en la praza do Obradoiro. En la fachada del Ayuntamiento se colocó una pancarta en la que se leía «Parlem Falemos» sin ningún símbolo. A la concentración no acudió ningún representante político del Ayuntamiento de Santiago.

En Ourense fue la praza Maior el lugar elegido para una concentración vecinal que fue creciendo entre vivas a España, a la policía y a la Guardia Civil, aparte de cánticos como los ya popularizados a raíz de los éxitos en competiciones deportivas para reivindicar la condición de español, o el estribillo del pasodoble Que viva España.

Unas 300 personas acudieron en A Coruña a una concentración en defensa del «respeto, el diálogo fraterno y la convivencia democrática». El acto se vio enturbiado por un grupo de manifestantes que, desoyendo la invitación a acudir a María Pita sin símbolos, se presentaron en la plaza con banderas españolas, lo que provocó la reacción airada de algunos asistentes.

El desafío independentista provoca un repunte de venta de banderas españolas

alexandre centeno

Grandes superficies y comercios especializados han agotado las enseñas nacionales

Ventanas de particulares, fachadas completas de edificios, viviendas unifamiliares, pazos, comercios... Y hasta funerarias. El desafío secesionista se ha trasladado a Galicia en forma de rechazo con un destacado afloramiento de banderas españolas por toda la comunidad.

Desde la pasada semana, la venta de enseñas rojigualdas ha sufrido tal repunte que son numerosos los establecimientos gallegos que han agotado sus existencias. En algunos de estos comercios, casi a la altura del verano del 2010, cuando España ganó el Mundial de Sudáfrica. Aunque en aquella ocasión existía una previsión de venta que ahora no se dio.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Miles de personas se echan a la calle para defender la unidad de España