Liberada una familia norteamericana secuestrada en el 2012 en Afganistán por un grupo talibán

Europa Press

ACTUALIDAD

HANDOUT

Aunque las autoridades no han revelado su identidad, se cree que son el canadiense Joshua Boyle, su esposa estadounidense Caitlan Coleman y sus tres hijos

12 oct 2017 . Actualizado a las 18:37 h.

El Ejército de Pakistán ha anunciado este jueves la liberación de cinco miembros de una familia norteamericana -padre canadiense, madre estadounidense y sus tres hijos- que llevaban desde el 2012 secuestrados en Afganistán. La operación ha sido el resultado de la información de Inteligencia aportada por Estados Unidos, ha informado en un comunicado la Oficina de Relaciones Públicas de los servicios secretos paquistaníes (ISI) que recoge la prensa paquistaní.

Los rehenes fueron liberados «en una operación de las fuerzas militares paquistaníes que se basa en información de Inteligencia». «Fueron capturados por terroristas procedentes de Afganistán en el 2012 y los mantuvieron cautivos allí», explica el Ejército.

«Las agencias de Inteligencia estadounidenses les han seguido e informaron de su entrada en Pakistán el 11 de octubre del 2017 a través de la frontera de la Agencia de Kurram», prosigue el comunicado militar. La operación se puso en marcha «con información útil de inteligencia de las autoridades estadounidenses», explica. Los rehenes «están siendo repatriados a su país de origen», subraya el texto, que no da más información sobre la identidad de los rehenes, aunque se cree que son Joshua Boyle y Caitlin Coleman, secuestrados en el 2012 en Afganistán durante un viaje turístico.