El Rusiagate golpea al entorno de Trump

Adriana rey NUEVA YORK / CORRESPONSAL

ACTUALIDAD

JONATHAN ERNST | Reuters

Manafort y su socio, en arresto domiciliario tras ser acusado de 12 cargos, entre ellos conspiración contra EE.UU. y lavado de dinero. Un tercer exasesor se declaró culpable de mentir sobre los lazos con el Kremlin

31 oct 2017 . Actualizado a las 08:17 h.

Las primeras acusaciones y detenciones en el marco de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses golpearon ayer de lleno el entorno de Donald Trump. Su exjefe de campaña Paul Manafort y su socio Rick Gates fueron acusados de doce cargos, entre ellos los de conspiración contra EE.UU. y lavado de dinero. Un tercero, George Papadopoulos, se declaró culpable de mentir sobre sus contactos con personas vinculadas al Kremlin.

Manafort y Gates se entregaron a primera hora al FBI y comparecieron después ante la jueza Deborah A. Robinson, del tribunal del Distrito de Columbia, ante la que se declararon no culpables. Tras la comparecencia, la magistrada ordenó arresto domiciliario para ambos, les retiro el pasaporte y estableció una fianza de 10 y 5 millones de dólares, respectivamente.

En la acusación, Mueller asegura que Manafort lavó más de 18 millones de dólares ganados por asesorar a otros Gobiernos y de las cuales no informó a Washington. «Usó su dinero escondido en el extranjero para llevar un estilo de vida de lujo sin pagar impuestos.», cargó en su escrito. En el caso de Gates, habría transferido más de tres millones desde sus cuentas en el extranjero.