Los encarcelamientos, excusa para presionar por una lista unitaria

El PDECat porfía en internacionalizar la crisis, Junqueras emplaza a ganar el 21D y la CUP llama a una huelga general


La Voz en BARCELONA

Los líderes soberanistas salieron ayer en tromba para condenar enérgicamente la decisión de la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de ordenar prisión para siete exconsejeros y el exvicepresidente Oriol Junqueras. Equipararon una vez más el concepto democracia con sus posiciones, olvidándose de que el encarcelamiento lo dicta una jueza y no un Gobierno, y ocultando que se saltaron las leyes.

Pero la decisión judicial abre un nuevo escenario en el movimiento independentista de cara al 21D. Hasta ayer solo ANC y Ómnium imploraban una lista unitaria. Ahora no se descarta que llegue a buen puerto la propuesta del presidente de la Asociación Catalana de Municipios, Miquel Buch, de formar una candidatura con Puigdemont, Junqueras, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. De momento, PDECat, ERC y las entidades secesionistas intensificarán los contactos este fin de semana. Están convencidos de que la mejor respuesta es vencer el 21D, y el martes concluye el plazo para presentar las listas.

El máximo líder de ERC, Oriol Junqueras, hizo en Twitter un llamamiento a participar en las elecciones: «Hacer cada día todo aquello que esté en vuestras manos para que el bien derrote al mal en las urnas el 21D», aunque identifica el bien con el independentismo y el mal con el respeto a la legalidad vigente.

«Encarcelando al Gobierno encarcelan la democracia», defendió su partido. La secretaria general, Marta Rovira, con la voz quebrada por la emoción, incidió en que «han encarcelado a gente inocente por defender unas ideas» y tras decir que «España es un Estado fallido», anunció: «No nos rendiremos». La presidenta del disuelto Parlamento catalán, Carme Forcadell, calificó la medida de la jueza de «injusta» e «indecente».

«Intolerables, vergonzosos»

En el mismo tono, el PDECat se refirió a los «legítimos representantes» de los catalanes para solicitar la liberación. La presidenta del consejo nacional y alcaldesa de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Mercè Conesa, se mostró convencida de que hay que seguir luchando «para conseguir un país justo y libre». Mientras, el exconsejero Josep Rull escribió: «Si veis este tuit es que me han encarcelado por ser fiel a las urnas». La exdiputada Marta Pascal optó por la estrategia de la internacionalización del conflicto. «Que sepa toda Europa que el Estado ha encarcelado a un Gobierno por dejar votar a los ciudadanos», afirmó. Calificó los encarcelamientos de intolerables, vergonzosos y miserables. Duro fue también el adjetivo empleado por el portavoz de Demòcrates de Catalunya, Antoni Castellà, quien llamó «tiránico» al Gobierno central y advirtió que «la revolución de las sonrisas» independentistas «se ha acabado».

Por su parte, Gabriela Serra, de la CUP, cargó contra el PSOE y C’s, por, según ella, «confabularse con el Gobierno español». Y lanzó otro desafío al Estado: «Haremos que la aplicación del 155 sea imposible; las elecciones del 21D son ilegítimas». Su compañero Carles Riera abogó por convocar lo antes posible una huelga general.

Miles de independentistas reclaman la libertad para los «presos políticos»

SARA CARREIRA

La calle reacciona a los encarcelamientos con una gran concentración ante el Parlamento catalán

«¡Huelga general!», «¡No pasarán!», «¡Ni un paso atrás!», «¡Es dictadura, no es justicia!», «¡Libertad para los presos políticos!». Estas era algunas de las muchas consignas que se escucharon anoche a los pies del Parlamento catalán. Miles de personas acudieron en una tarde agradable en temperatura y con ambiente caldeado a la llamada de Òmnium Cultural y ANC para concentrarse ante ayuntamientos y en el parque de la Ciudadela, abierto con total normalidad.

En la tribuna de la Ciudadela, muchos oradores -Neus Munté (PDECat), Mireia Mata (ERC), Magda Cassamitjana (Moviment d’Esquerres), Núria de Gispert (Demòcrates), Albert Botran (CUP), Albano Dante Fachin (Podem) y Elisenda Alamny (CatComú)- exaltaban a sus seguidores con frases como «esta ha sido la respuesta más regresiva del Estado español desde el franquismo», «es un abuso de poder que denunciaremos incansablemente alrededor del mundo», «salid a las calles para exigir nuestra libertad robada», «es imprescindible una respuesta unánime» y «que la ciudadanía mantenga la movilización hasta la liberación del Gobierno legítimo».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los encarcelamientos, excusa para presionar por una lista unitaria