Las imágenes del forcejeo de José María y Carlota el día del supuesto «abuso sexual» en «Gran Hermano»

C. Aldegunde REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

La concursante, que volvió a la casa el miércoles, reconoce la agresión: «Es cierto que se dio un hecho grave y desagradable contra mi persona estando inconsciente»

10 nov 2017 . Actualizado a las 10:17 h.

En prime time, con los espectadores confusos por el aluvión de información de los últimos días y con más preguntas que respuestas. Así fue como Gran Hermano hizo frente este jueves a uno de los mayores escándalos que le persiguen desde que el concurso inició su larga andadura en el año 2000. Gran Hermano Revolution intentó demostrar este jueves que sus sospechas eran ciertas y que, a pesar de mantenerse firmes en su empeño de no mostrar nada sobre el día D, José María había traspasado todas las barreras con Carlota. Gran Hermano se redimía de todas las críticas este jueves. Y lo hacía en horario de prime time.

¿Qué fue lo que pasó realmente en Gran Hermano la noche del viernes al sábado? ¿Qué sucedió entre Carlota y José María en aquella fiesta? ¿Merecía el murciano ser expulsado de manera fulminante? ¿Fue la suya «una conducta intolerable»? El lunes, la audiencia de Gran Hermano, huérfana de explicaciones hasta entonces, comenzó a entender: El Confidencial revelaba que el director de contenidos del programa había interpuesto en la comisaría de la Guardia Civil de Colmenar Viejo una denuncia por abuso sexual contra José María, quien, según el atestado, habría mantenido una «relación sexual no consentida» con su novia Carlota, también concursante, cuando los dos se encontraban bajo los efectos del alcohol -especialmente afectada ella-.

La joven, que también fue instada a dejar la casa de Guadalix de la Sierra (aunque con la opción de regresar), ha declinado poner denuncia alguna contra Jose María, la Guardia Civil tampoco ha hecho más diligencias al respecto relacionadas con este asunto, pero este jueves, el programa ha emitido las imágenes de la concursante volviendo a la sierra madrileña y confirmando ante las cámaras la agresión.