La entrega de Puigdemont puede tardar meses y ser solo por malversación

El expresidente de la Generalitat y cuatro exconsejeros tienen una cita clave ante la Justicia belga


Cita clave de Carles Puigdemont y cuatro exconsejeros ante la Justicia belga, que deberá decidir sobre su entrega a España tras la orden de detención internacional dictada por la jueza Carmen Lamela, que los acusa de cinco delitos: rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia. Destacados penalistas explican a La Voz cómo funciona el procedimiento y qué puede pasar.

¿En qué consiste la comparecencia de hoy?

La Cámara del Consejo belga (tribunal instructor de primera instancia) escuchará los argumentos de la defensa y la Fiscalía, tras lo que podría decidir directamente. Pero lo más normal es que se tome unos días, un máximo de diez, para emitir su dictamen o incluso podría convocar otra vista antes de pronunciarse. En la comparecencia, «el juez belga deberá comprobar que se cumplen los requisitos para su entrega a España», explica el abogado penalista José María de Pablo. Jacobo Dopico, profesor de Derecho Penal de la Universidad Carlos III de Madrid, considera que «es perfectamente posible que dictamine su entrega, a menos que aprecie algún tipo de objeciones materiales o procesales». Pero, como explica De Pablo, «en cualquier caso, la defensa de Puigdemont podrá recurrir la decisión que se adopte, lo que alargaría el procedimiento».

¿Es un obstáculo insalvable que los delitos de rebelión y sedición no figuren entre los previstos en la euroorden ni en la legislación belga?

La decisión marco que regula la euroorden incluye 32 delitos graves -como terrorismo, secuestro o corrupción, pero entre los que no están la rebelión ni la sedición-, para los que no se exige que el motivo por el que se ordenó la detención sea considerado delito en ambos países. En esos casos, «Bélgica no podría oponerse, argumentando que ese delito no está previsto en su ordenamiento», asegura Dopico. «Según una reciente sentencia del Tribunal Europeo, basta con que la conducta también sea punible, aunque la figura delictiva no sea exactamente igual», añade. De Pablo señala que «el hecho de que la rebelión y la sedición no figuren entre los 32 delitos previstos supone que el juez belga deberá realizar el control de la doble tipificación, es decir, comprobar que el delito por el que se le reclama también está castigado en Bélgica». En todo caso, «no parece que vaya a haber problema para la entrega de Puigdemont, al menos en cuanto al delito de malversación, que está tipificado en Bélgica de forma similar a España». La rebelión y la sedición «están tipificados en Bélgica, pero con algunas diferencias en relación con el Código Penal español, por lo que la Justicia belga deberá valorar si se puede considerar que hay o no doble tipificación». Nicolás García Rivas, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Castilla-La Mancha, explica que el Código Penal belga no contiene un delito de rebelión como el nuestro, pero sí se castigan los «atentados contra la forma de Gobierno», que se dan incluso en grado de tentativa. «Lo normal es entregar a Puigdemont, es la regla, la excepción es rechazarla», según Frank Verbruggen, profesor de Derecho Penal de la Universidad Católica de Lovaina.

¿Puigdemont podría ser juzgado solo por los delitos por los que se conceda la euroorden?

Si el juez belga considera que solo existe doble tipificación respecto de alguno de los delitos por los que se reclama a Puigdemont, solo podrá ser juzgado en España por esos delitos concretos, según De Pablo. El penalista considera que «es posible que se establezca esa limitación».

¿Cuánto tiempo puede durar el proceso?

De Pablo afirma que «si Puigdemont agota los recursos a los que tiene derecho, el proceso puede alargarse incluso hasta enero». Según la Justicia europea, Bélgica tendría 60 días desde la fecha del arresto para tomar una decisión final sobre la entrega, pero bajo circunstancias excepcionales este plazo puede extenderse otros 30, hasta un total de 90. Algunos expertos apuntan la posibilidad de mayores dilaciones.

Posverdades del expresidente huido

sara carreira

En su penúltima entrevista, Carles Puigdemont hizo muchas aseveraciones en las que interpreta la realidad en función de sus deseos:

El último era «el Parlamento más legítimo de la historia» de Cataluña

El 6 y el 7 de septiembre, el Parlamento catalán se saltó el Estatuto y la Constitución y eliminó los derechos de la minoría.

«Si recibes amenazas porque eres independentista, nadie va a la cárcel. Ahora, Dios me libre que tú puedas dirigirte a un agente para calmarlos, porque vas a la cárcel como los Jordis».

Los Jordis (Sànchez y Cuixart) están acusados de convocar y mantener una manifestación para que rodeasen la Consejería de Economía para impedir que funcionarios de Justicia y guardias civiles cumplieran las órdenes de un juez.

Seguir leyendo

Interior responde a la Fiscalía belga sus dudas sobre las medidas de una celda o qué comen los presos

Cristina Porteiro

Garantiza la seguridad de los reos y le aclara que todas las habitaciones tienen ducha

El Palacio de Justicia de Bruselas ultima las medidas de seguridad para recibir hoy a Carles Puigdemont y a los cuatro exconsejeros fugados. Están citados para las 14.00 horas ante la Cámara del Consejo, que decidirá si acepta o no la orden de extradición emitida por la jueza Carmen Lamela, quien acusa a los fugitivos de rebelión, sedición y malversación.

La resolución del caso podría llegar hoy mismo. La Fiscalía belga ya tiene a su disposición el informe de 15 páginas que España le remitió respondiendo a 14 preguntas en torno a las condiciones de vida en las cárceles en la que se recluiría a los fugitivos en caso de extradición.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La entrega de Puigdemont puede tardar meses y ser solo por malversación