El PP quiere debatir la financiación autonómica en la comisión territorial

Los partidos proponen la comparecencia de los expresidentes y de grandes expertos

González, Aznar y Zapatero son algunos de los propuestos para comparecer
González, Aznar y Zapatero son algunos de los propuestos para comparecer

madrid / la voz

Todas las miradas están puestas en las elecciones catalanas, pero eso no impide que se vayan completando pasos en otros ámbitos de la esfera política, aunque muchos de estos dependen en buena medida de los resultados que extraigan de las urnas el próximo 21 de diciembre; como gran parte del futuro más inmediato de todo el país. Uno de estos avances se completó ayer en el Congreso, en donde los tres grandes partidos que participan en la comisión para la evaluación y modernización del modelo autonómico presentaron sus planes de trabajo y que el PP pretende aprovechar para establecer el espíritu del nuevo modelo de financiación autonómica.

El proyecto está impulsado por Ferraz. El compromiso de Rajoy de formar parte del mismo es el trofeo que exhibió Pedro Sánchez ante la militancia para justificar su apoyo al Gobierno con el 155. Los socialistas ven en esta comisión un preámbulo para la apertura de una reforma constitucional. Diagnosticar lo que funciona y lo que falla del actual modelo autonómico, con el objetivo primordial de encontrar un encaje adecuado para Cataluña. Conserva, por tanto, el mismo espíritu con el que Pedro Sánchez lo planteó hace casi tres meses, el mejor escenario para tender puentes entre Madrid y Barcelona. Ayer volvió a reiterarlo la portavoz de los socialistas en la Cámara Baja, Margarita Robles, que lo vendió como «un espacio formal de diálogo imprescindible para acometer y dar salida» a la crisis territorial. En Ferraz buscarán imponer su idea de caminar hacia un modelo federal.

Por su parte, el PP, como aseguró recientemente Rajoy, cumplirá con su palabra y se sentará a la mesa de forma «constructiva». Creen que esta comisión llega en un momento oportuno, porque tras casi cuatro décadas de la España de las autonomías, va siendo hora de hacer un chequeo de su estado de salud. Muestran más recelos, sin embargo, a que sea una buena idea reformar la Constitución. Antes de lanzarse a abrir su candado hay que determinar qué se puede mejorar y, en su caso, cómo hacerlo. Además, inciden que para ello se requiere un gran consenso mucho más allá de las simples mayorías.

Feijoo pide sentido de Estado, sosiego y reflexión para afrontar cambios en la Carta Magna

juan capeáns

No considera adecuado el momento, cuando están convocadas unas elecciones en una comunidad donde una parte significativa pretende «romper os fundamentos básicos»

Sin miedo y sin prisas. Es la receta de Alberto Núñez Feijoo para encarar con éxito una reforma de la Constitución en un momento en el que percibe sobre todo «ruído e impaciencia». El presidente de la Xunta no considera adecuado abordar los cambios justo cuando están convocadas unas elecciones en una comunidad donde una parte significativa pretende «romper os fundamentos básicos» de la Carta Magna, pero tampoco cree que se pueda bloquear por ello una «actualización» de un texto que va a cumplir 40 años. Ahora bien, para acertar cree que sería necesario que todos los partidos tuviesen el «sentido de Estado» que imperó en 1978, extremo que cuestionó. Para Feijoo, son las propias formaciones las que deben decidir si es el momento de «reformar e non derrogar», y en todo caso recomienda hacerlo con «sosego e reflexión».

Seguir leyendo

En Génova están dispuestos a aprovechar este foro para intercambiar «principios y reflexiones» sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. Dejan claro que el único escenario para detallar estos acuerdos no es otro que el Consejo de Política Fiscal y Financiera, bajo los dominios del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pero no renuncian a que puedan surgir ideas que se acaben compartiendo.

Compromís propone al BNG

Aunque finalmente Ciudadanos decidió sumarse a última hora, opina que este proyecto tiene muchas papeletas para naufragar. Desconfían de que pueda servir para contentar la insaciable sed de los independentistas.

Compromís carece de voto, pero está presente, y ayer propuso que se escuchara a todos los partidos autonómicos sin representación en el Congreso, entre los que incluyó al BNG.

El que no participa es Podemos. Todavía este miércoles Pablo Iglesias rechazaba que fueran a incorporarse tras las elecciones catalanas, aunque la más que probable comparecencia del expresidente Aznar puede funcionar como un caramelo difícil de rechazar para la formación morada. Eso, y que corren el riesgo de quedarse fuera de algo que promete dar mucho juego durante el próximo año.

El PSOE se olvida de Galicia

Pedro Sánchez ha hecho causa de la creación en el Congreso de una comisión que estudiará el funcionamiento del Estado de las autonomías con vistas a una reforma de la Constitución. Los partidos que integrarán la comisión presentaron ayer sus peticiones de comparecencias con un amplio listado de expertos, de variada ideología y de las cuatro esquinas de España, para dar su visión sobre el régimen autonómico. En este contexto, resulta sorprendente que la propuesta del PSOE prácticamente se olvide de Galicia, una de las comunidades históricas, la tercera en acceder a la autonomía y que aprobó su primer Estatuto en 1936. En su listado de expertos constitucionalistas, administrativistas, sociólogos, economistas y filósofos, así como medios de comunicación, los socialistas únicamente han propuesto a dos representantes de universidades gallegas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El PP quiere debatir la financiación autonómica en la comisión territorial