Los insultos del procés: del «osito a la cárcel» a la «mala puta»

Así han sido algunos de los improperios y amenazas que se han cruzado durante el desarrollo de la campaña catalana

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se dispone a dar la réplica al candidato Puigdemont.
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se dispone a dar la réplica al candidato Puigdemont.

Redaccion

Decir que, desde el inicio del procés que desembocó en el referendo ilegal del 1 de octubre hasta la convocatoria, vía 155, de unos comicios adelantados en diciembre, el ambiente en Cataluña algo tenso sería quedarse corto. Además de las imágenes de cargas policiales, expresidents huyendo a Bruselas y otros esperpentos, la sucesión de episodios camino de las nuevas elecciones ha estado acompañada de un cruce de palabras gruesas, en ocasiones graves insultos, que han empañado aún más el clima social.

El último de ellos y que ha desatado una intensa polémica en redes sociales ha sido precisamente a raíz de un tuit del actor Toni Albà en el que se burla en verso y de forma soez de la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, llamándola «mala puta».

Albà, que es uno de los actores habituales del equipo del programa de humor «Polonia» de TV3, trató de negar que se refiriera en concreto a la candidata naranja. Sin embargo ha sido protagonista de polémicas similares en el pasado; también con juegos de palabras de tono grueso sobre la jueza Carmen Lamela; y en una ocasión pidió boicotear una obra de teatro de Carmen Machi en Barcelona por haber firmado un manifiesto a favor de la permanencia de Cataluña en España.

Tiempo atrás, una mujer fue despedida después de haber publicado en Facebook por haber deseado una «violación en grupo» también a para Inés Arrimadas.

 

Los insultos se han cruzado, en todo caso, de bando a bando y muy a menudo con un contenido sexual. Apenas hace unos días presentó su dimisión como director del Institut de Nanociència i Nanotecnologia, el profesor de la Universitat de Barcelona Jordi Borrell por toda una serie de insultos de carácter homófobo contra el candidato del PSC, Miquel Iceta.

En el tiempo en el que fueron juzgados e ingresados en prisión varios del miembros del anterior gobierno catalán, un grupo de policías fueron grabados haciendo comentarios también de índole sexual, sugiriendo la posibilidad de que el líder de ERC, Oriol Junqueras, fuera violado en la cárcel mencionándole como «osito».

Fue también muy polémica la declaración, antes de la aplicación del artículo 155, del vicesecretario de Comunicación del PP Pablo Casado, en la que señaló que de seguir adelante con la declaración unilateral de independencia Puigdemont y su gobierno podrían «acabar como Companys».

El que fuera president de la Generalitat durante la II República, fue encarcelado después del intento de proclamar el «estat catalán» en octubre de 1934; sin embargo la controversia se disparó porque Companys fue fusilado después de la Guerra Civil en Barcelona por el gobierno franquista después de haber sido entregado a España por las fuerzas nazis que habían invadido Francia, donde se había refugiado.

Una de las últimas polémicas, también con insultos, amenazas y viralidad en la redes sociales, ha sido la difusión de un vídeo en el que dos hombres encaramados a un tanque del Ejército español cargan contra Puigdemont y también el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para terminar gritando el lema fascista «¡Arriba España!».

A lo largo de los últimos días se requirieron explicaciones al Ministerio de Defensa por si se trataba de personal militar, aunque al parecer eran dos civiles que se subieron al vehículo durante unas jornadas de puertas abiertas en la base con motivo de la fiesta de la Inmaculada. Según Defensa se ha abierto una investigación para conocer cómo es posible que personal no militar pudiera montar en el tanque.  

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los insultos del procés: del «osito a la cárcel» a la «mala puta»