La extrema derecha vuelve al poder en Austria

Los ultraderechistas formarán parte de un Gobierno de coalición con los conservadores y se quedan con las carteras de Interior, Exteriores y Defensa

 Sebastian Kurz y Heinz-Christian Strache
Sebastian Kurz y Heinz-Christian Strache

Viena

La derecha y la extrema derecha austriacas han lanzado formalmente su coalición en un lugar con gran carga simbólica, el monte del Kahlenber en Viena, donde se inició la reconquista de Europa central contra las fuerzas otomanas en 1683.

El líder conservador Sebastian Kurz, que se convertirá con 31 años en el dirigente más joven del mundo, y su nuevo aliado Heinz-Christian Strache, líder del ultraderechista Partido de la Libertad (FPO), sellaron el viernes un acuerdo de gobierno que marca la vuelta de la extrema derecha al poder en Austria.

El ultranacionalista FPÖ ha descartado que se vaya a celebrar en el futuro un referéndum sobre la salida del país de la Unión Europea (UE). «Una votación sobre la salida de la Unión Europea queda explícitamente prohibida», aseguró hoy el líder del partido, Heinz-Christian Strache, durante la presentación del programa de Gobierno junto al nuevo canciller de Austria, el líder del ÖVP Sebastian Kurz.

Strache afirmó que su partido defiende el «proyecto de paz» que es la UE pero insistió en que defenderá sus posturas, por ejemplo en relación al principio de subsidiariedad que busca garantizar a los Gobiernos nacionales y regionales más niveles de competencia respecto a Bruselas, o contra las sanciones a Rusia.

Los ultraderechistas se quedan con Interior, Exteriores y Defensa

El Partido de la Libertad de Austria (FPO) recibirá las carteras de Interior, Exteriores y Defensa, según ha confirmado hoy el Partido Popular (OVP), socio mayoritario de la coalición de Gobierno.

El OVP ganó las elecciones generales del pasado 15 de octubre apostando por un discurso antiinmigración que encajaba a la perfección con el FPO, que quedó tercero con un 26 por ciento de los votos. El acuerdo entre el OVP y el FPO convertirá a Austria en el único país de Europa con la extrema derecha en el gobierno. La lucha contra la inmigración ilegal será una de las «prioridades» del nuevo ejecutivo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La extrema derecha vuelve al poder en Austria