La epidemia de precariedad ensombrece la bajada del paro en Asturias

La región cierra el año con menos parados pero con un trabajo de baja calidad: ni siquiera el 5% de los contratos fueron indefinidos y a tiempo completo

Oficina de empleo

Redacción

¿Botella medio llena o medio vacía? El análisis de los datos del paro en Asturias saca a la luz la radiografía del desempleo, con su cara luminosa y otra más oscura. Si bien es cierto que Asturias cerró 2017 con 6.447 parados menos y 6.286 afiliados más a la Seguridad Social, la calidad del empleo es muy baja: ni tan siquiera el 5% de los contratos fueron indefinidos y a tiempo completo y el 37% de los contratos fueron doblemente precarios: temporales y a tiempo parcial, una proporción que empeora respecto al año anterior. Estas son algunas de las claves del mercado laboral en el Principado durante 2017.

Buena campaña navideña

Asturias ha encadenado el quinto año consecutivo de descenso del desempleo. El ejercicio finalizó con 360.701 cotizantes, un 1,77% más que hace un año, y 76.547 desempleados, un 7,77% menos que a finales de 2016. La cifra de paro registrado es la menor de los últimos ocho años para un mes de diciembre. ¿La causa? El positivo desarrollo de la campaña especial de Navidad. El paro ha disminuido en todos los sectores de actividad y entre los demandantes del primer empleo.

Sectores

La industria y la construcción siguen registrando las mayores reducciones interanuales del desempleo, con porcentajes del 14,22% y del 17,71%, respectivamente. En el primer caso, la metalurgia, la alimentación y la recogida, tratamiento y eliminación de residuos lideran el descenso. En cuanto al sector de la construcción, la disminución se produce en todas las actividades: ejecución de edificios, ingeniería civil y construcción especializada.

El análisis detallado del sector servicios refleja que las actividades relacionadas con el turismo, (comercio, alojamientos, restauración, jardinería) y el trabajo en establecimientos residenciales o en la Administración pública son las que aglutinan los mayores descensos en diciembre.

Baja calidad del empleo

La escasa cobertura, los contratos temporales, la pérdida de poder adquisitivo y las diferencias de género ensombrecen la favorable evolución del paro registrado. La secretaria de política sindical de UGT, Mar Celemín, destaca que los datos muestran un avance de la temporalidad. Del total de contratos registrados en diciembre el 93% es temporal, lo que arroja una ratio de un contrato indefinido por cada 13 temporales. A esta mala calidad del empleo se une una cada vez menor cobertura frente al desempleo donde el 53% de los desempleados ya no cobra prestación.

Para la responsable de empleo de CCOO de Asturias, Úrsula Szatata, Asturias es la comunidad en la que menos empleo se creó en 2017 y advierte de una «epidemia de precariedad». En su análisis, la elevada cifra de contratación no se debe tanto a la reactivación del empleo como a la escasa calidad de los contratos que se firman.

La elevada cifra de contratación (27.213 contratos firmados en diciembre) «no se debe tanto a la reactivación del empleo como a la escasa calidad de los contratos que se firman», explica Szatata. Más datos: en el conjunto del año ni tan siquiera un 5% de los contratos realizados fueron indefinidos y a tiempo completo, mientras que aproximadamente un 37% fueron doblemente precarios, lo que se conoce como doble T: temporales y a tiempo parcial. Además, la cobertura por desempleo sigue en niveles muy bajos: tan solo un 46,7% de los parados inscritos que han cotizado previamente recibe prestaciones.

Diferencias acusadas de género

La comparativa interanual refleja que la reducción del desempleo afecta a ambos sexos, pero  el impacto de la disminución beneficia el doble a los hombres. Para UGT las diferencias de género continúan acentuándose. Los hombres son los más favorecidos por la caída del paro con un descenso del 10,3% frente al 5,6% de las mujeres. Así, las mujeres absorben el 55% del total de paro. El colectivo femenino sufre de manera más intensa la precariedad del empleo con mayores niveles de temporalidad y parcialidad involuntaria, y menores salarios.

Soluciones sindicales

Asturias afronta 2018 con el difícil reto de crear más y mejor empleo en un contexto de menor crecimiento. Los sindicatos aportan varias vías para conseguirlo. Szatata cree que hay que perseguir el fraude en las contrataciones y bonificar los contratos indefinidos y a tiempo completo. También que los beneficios empresariales se trasladen a la clase trabajadora. Para ello exige cláusulas de revisión salarial en los convenios. Mientras, Celemín reclama que se dé un impulso a los salarios con el objetivo de recuperar el poder adquisitivo perdido y que se cree empleo de calidad. «Para todo ello es necesario llegar acuerdos en el ámbito de la negociación colectiva». UGT también exige el cumplimiento de los acuerdos de concertación social, porque estos repercuten en la creación de empleo de calidad, en la generación de actividad económica y en la cohesión social.

Soluciones empresariales

La responsable de Estudios Económicos de FADE, Marta Álvarez, aboga por continuar realizando las reformas e impulsos necesarios para que la capacidad de generación de empleo de la economía asturiana se vea reforzada en el futuro. Los empresarios han destacado la «positiva evolución» que el empleo ha experimentado en Asturias en el año 2017 con unos datos que «consolidan la evolución positiva que nuestro mercado laboral».

Comentarios

La epidemia de precariedad ensombrece la bajada del paro en Asturias