El iPhone X decepciona en ventas en España

El nuevo dispositivo de Apple no está entre los diez más vendidos. Según un diario de Taiwán, Apple podría bajar hasta en un 60% su pronóstico de ventas

La puesta a la venta del nuevo dispositivo de Apple, el iPhone X, ha provocado colas y ha generado gran expectación en los 55 países donde se ha lanzado
La puesta a la venta del nuevo dispositivo de Apple, el iPhone X, ha provocado colas y ha generado gran expectación en los 55 países donde se ha lanzado
D.S.

El iPhone X, último teléfono inteligente de Apple y considerado el móvil del futuro, no acaba de aterrizar en España según un informe presentado por la consultora Kantar. El número de ventas es menor a lo que se esperaba en su lanzamiento. Este dato, según un diario de Taiwán, hubiera obligado a la gran compañía tecnológica a bajar su pronóstico de ventas en un 60% para el primer trimestre del 2018. Ni siquiera está entre los diez móviles más vendidos en el mes de noviembre en España, pero si triunfa en otros países como China o Estados Unidos.

A principios de noviembre, Apple lanzó el iPhone X. Un nuevo terminal que cuenta con diferentes avances tecnológicos como desbloqueo facial, carga inalámbrica, mejoras en la iluminación de la imagen, aumento del tamaño de pantalla, más capacidad de batería y la posibilidad de crear emoticonos basados en la voz y los gestos del propietario. Pese a estos avances, el dispositivo está decepcionando en ventas: El smartphone no se sitúa en el top 10 de los móviles más vendidos durante el mes de su lanzamiento en España.

Los analistas señalan dos posibles causas: la primera, su alto precio, no apta para muchos bolsillos; y la segunda explicación se debería a la poca promoción que estaría haciendo Apple de su iPhone X. Otro posible motivo podría ser que el número de modelos a la venta ha ido incrementado con el paso de los años, sin tener en cuenta su color. 

En su lanzamiento, hubo colas en las tiendas de Apple por todo el mundo, incluida España. En Madrid, alrededor de 400 personas hicieron una fila ante la tienda de Apple que llegaba hasta la mitad de la plaza de la Puerta de Sol. En Barcelona, también hubo una intensa expectación: numerosas personas esperaban en la puerta antes de llegar.

En Galicia no fue fácil llevarse el iPhone X que, según Tim Cook, «marcará el futuro de la telefonía». Apple envió a las tiendas entre 10 y 12 unidades aproximadamente. Eso se tradujo en que algunos de los clientes que habían abonado una fianza o incluso pagado de forma íntegra el teléfono tardaron en hacerse con él.  

A pesar de la expectación, el iPhone X no consiguió colarse entre las tendencias de las redes sociales ese mismo día. Puede que fuese un indicio hacia la caída de ventas con respecto al año anterior que está teniendo la empresa americana. Esa emoción por conocer el iPhone X, ya habían mermado las ventas del iPhone 8 y 8 Plus que salieron el pasado 22 de septiembre, según un empleado de K-tuin.

Sin embargo, el iPhone X cuenta con las mejores críticas especializadas del sector. Wired señala la duración de su batería, el aprendizaje automático, el reconocimiento facial y una cámara de mayor resolución. Hipertextual califica el dispositivo como el futuro y menciona que el FaceID, llamado así al reconocimiento facial para desbloquear el terminal, es el sistema de seguridad más natural existente. Una de las malas críticas hacia el FaceID del iPhone X la hace Gizmodo señalando que es poco práctico debido a que no puedes desbloquear el móvil cuando todavía está en tu bolsillo, porque se necesita que la cámara enfoque la cara.  

La puesta a la venta del nuevo dispositivo de Apple, el iPhone X, ha provocado colas y ha generado gran expectación en los 55 países donde se ha lanzado
La puesta a la venta del nuevo dispositivo de Apple, el iPhone X, ha provocado colas y ha generado gran expectación en los 55 países donde se ha lanzado

Apple no solo compite con Samsung en España, sino que la guerra de precios está abierta otras marcas como la española BQ, Huawei o Xiaomi. De hecho, el móvil más vendido en España durante el mes de noviembre del 2017 tiene origen asiático. Es el modelo Xiaomi RedMi 4X, un móvil económico en el que destaca su capacidad de batería. 

En China está pasando justo lo contrario que en España. Apple ha incrementado sus ventas hasta 4,6% con respecto al año anterior. Solo el iPhone X consiguió un 6% de cuota de mercado en el gigante asiático. En contradicción de lo que pasa en el resto del mundo, en China, existe un incremento de compra de productos de Apple por parte de personas que hasta el momento habían usado el sistema operativo de Android (Samsung, Huawei o Xiaomi). Esa nueva demanda se corresponde con las personas procedentes de la China urbana. Algo novedoso que solo sucede allí: en Europa y Estados Unidos, los usuarios son fieles a su sistema operativo

Japón y Reino Unido son los otros dos países que encabezan la lista de ventas del iPhone X, junto al gigante asiático, sin embargo, el total de adquisiciones descendió 0,6% con respecto al año anterior. También está triunfando Apple en Estados Unidos: el iPhone X está en el top 3 de los móviles más vendidos junto a modelos de su misma casa: el iPhone 8 e iPhone 8 Plus. 

Según el diario de Taiwán, Economic Daily, Apple bajará su pronóstico de venta para el iPhone X de 50 a 30 millones de unidades en el primer trimestre del 2018. Una información que causó la caída de Apple en bolsa a finales de diciembre. Está siendo una entrada de año extraño para la compañía, después de las disculpas por el «malentendido» de los iPhone ralentizados, que le costó nueve demandas colectivas por fraude, publicidad engañosa y enriquecimiento ilícito en Estados Unidos.

Apple admite que ralentiza iPhones antiguos a propósito

A. Robles
;
Apple admite que ralentiza iPhones antiguos a propósito Desde el lanzamiento de iOS 11 muchos usuarios se han quejado de que el nuevo sistema operativo hizo a sus iPhones antiguos más lentos. Apple ha confirmado que lo hace para mejorar el funcionamiento y optimizar el rendimiento del móvil

La compañía asegura que es para optimizar la vida de los viejos aparatos

Apple ha entonado el mea culpa y ha admitido que ralentiza sus iPhones más antiguos de manera voluntaria. Ellos se justifican y aseguran que su decisión tiene una razón de peso: optimizar la vida de los viejos aparatos y protegerlos para alargar su recorrido. Pero su confesión, lejos de ser entendida por los consumidores de la manzana más rentable del mercado, ha generado un auténtico incendio en todo el mundo. La obsolescencia programada pende sobre la imagen de los de Cupertino, a los que esta estrategia no les ha sentado nada bien.

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

El iPhone X decepciona en ventas en España