Turull rechaza excusas jurídicas e insiste: «O Puigdemont o Puigdemont»

El conseller de Presidencia cesado reconoce que el reglamento del Parlament «no está preparado» para situaciones como esta


Barcelona

El conseller de la Presidencia cesado y diputado electo de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Turull, ha rechazado hoy las «excusas» jurídicas de quienes niegan validez a una investidura a distancia y se ha negado a contemplar nombres alternativos para presidir el Govern: «O Puigdemont o Puigdemont».

En declaraciones a TV3, Turull ha destacado que «cuesta encontrar excusas» para no investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, después de que las fuerzas independentistas hayan revalidado su mayoría absoluta en el Parlament.

Turull ha reconocido que el reglamento del Parlament «no estaba preparado» para una situación como ésta, en la que JxCat pretende investir a Puigdemont aunque esté en Bruselas. Sin embargo, y además del argumento de la mayoría favorable a la investidura de Puigdemont, Turull ha alegado que en el apartado del reglamento que regula los debates parlamentarios se contempla la posibilidad de que «un diputado pueda delegar en otro diputado su intervención» si no se encuentra en el hemiciclo.

Por lo tanto, a su juicio, hay «mucha base jurídica para poder proceder a la investidura» de Puigdemont aunque esté en Bélgica. El reglamento, según ha recordado, establece que en la sesión de investidura el candidato a presidente de la Generalitat debe presentar un plan de gobierno y pedir la confianza de la cámara, pero «no dice que lo deba hacer físicamente» en el hemiciclo porque «reglamentariamente no está prevista una situación como esta».

Para Turull, «todos los que hacen una interpretación jurídica restrictiva» del reglamento están buscando una «excusa» para impedir que Puigdemont sea investido. Aquellos que «exigen» que Puigdemont esté presente en la sesión de investidura son, ha dicho, los mismos que «miran hacia otro lado o callan» ante el hecho de que Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Joaquim Forn no puedan salir de la cárcel para acudir al Parlament.

Después de que la secretaria general de ERC, Marta Rovira, pidiera «realismo» al independentismo, Turull ha afirmado que ahora «lo más normal es que traslademos el resultado de las urnas al hemiciclo» y Puigdemont sea investido president.

«O Puigdemont o Puigdemont», ha proclamado, parafraseando al propio presidente de la Generalitat destituido cuando, en septiembre del 2016, prometió una consulta, pactada o unilateral, sobre la independencia de Cataluña: «O referendo o referendo», dijo.

En su opinión, quienes esperan que JxCat, ERC y la CUP no se pongan de acuerdo con la investidura «están perdiendo el tiempo». Turull, que se ha mostrado dispuesto a repetir como conseller de la Presidencia, ha quitado hierro a la posibilidad de que los letrados del Parlament pongan pegas a una investidura a distancia y ha recordado que también plantearon sus objeciones a la última reforma del reglamento, que acabó siendo avalada por el Tribunal Constitucional.

El independentismo encara la nueva legislatura sin un proyecto común

Ramón Gorriarán

La pugna entre JxCat y ERC por la estrategia a seguir en la investidura se recrudece

Las fuerzas independentistas encaran la legislatura que se abre el miércoles sin estrategia ni proyecto y, por supuesto, sin líder con libertad de acción. Junts per Catalunya y ERC solo tienen un acuerdo de mínimos: mantener la mayoría soberanista en la Mesa del Parlamento catalán y que el presidente sea de la misma cuerda. Aparte de eso, nada. Nadie sabe cómo va a ser la investidura ni cuál va a ser el rumbo del próximo Gobierno, si se forma.

Entretanto, el choque entre las dos principales fuerzas secesionistas se recrudece y la hipótesis de la repetición electoral gana enteros. El último roce surgió a cuenta de la petición de Esquerra a Puigdemont de que sea «realista» y huya de «las soluciones mágicas». Toda una afrenta para Junts per Catalunya, que ayer respondió a través del exconsejero Josep Rull que «lo más realista» es que Puigdemont sea investido porque «es lo que ha votado la gente». Sin embargo esta opinión no se comparte al completo dentro de Junts per Catalunya, sobre todo entre los dirigentes del PDECat, como el exalcalde de Barcelona Xabier Trias, quien sugirió que Puigdemont sea investido y regrese a Cataluña para «entrar en prisión», un escenario que no contempla ni por asomo.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Turull rechaza excusas jurídicas e insiste: «O Puigdemont o Puigdemont»