JxCAT descarta desobedecer al Constitucional pero rechaza un «plan B» a Puigdemont

Tachan de «festival absurdo de la arbitrariedad» los pasos que está dando el Gobierno para evitar la investidura del expresidente catalán


Barcelona

El portavoz de Junts per Catalunya (JxCAT), Eduard Pujol, ha negado hoy que los partidos independentistas sopesen la opción de «desobedecer» al Tribunal Constitucional (TC) para investir a su candidato, Carles Puigdemont, pero ha rechazado «ceder a las presiones» para buscar un «plan B».

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Pujol ha avisado de que si el independentismo se pliega a las exigencias del Estado, esto abrirá la puerta a que se aplique el artículo 155 de la Constitución y se intervenga la autonomía cada vez que desde Cataluña se tomen decisiones que no agraden: «El segundo paso será ceder en absolutamente todo».

«Debemos hacer una gestión del tiempo responsable con la historia y la memoria. Si damos un paso en falso porque no soportamos la presión, vamos a poner en peligro el futuro de nuestros hijos», ha considerado Eduard Pujol.

El diputado de JxCAT ha tachado de «festival absurdo de la arbitrariedad» los pasos que está dando el Gobierno para evitar la investidura de Puigdemont, ha criticado que «se haya tardado una semana en decir al presidente del Parlament, Roger Torrent, que se porte bien» y ha alertado de que «en Europa no dan crédito a lo que ven».

En este sentido, ha sostenido que hay una «crisis de Estado en España» después de que ayer el Consejo de Estado dictara que no se puede impugnar la investidura de Puigdemont antes de que se produzca.

Pujol también ha explicado que desde el grupo de JxCAT están trabajando en el programa de gobierno que se presentará el próximo martes en la sesión de investidura prevista en la cámara, y ha restado importancia a la falta de reuniones conjuntas de todas las formaciones independentistas para trazar una estrategia conjunta.

Rajoy decide desoír al Consejo de Estado e impugnará la investidura de Puigdemont

fran balado

Recurrirá al Constitucional la candidatura del expresidente para intentar suspenderla

En la Moncloa no se fían del renovado discurso de las fuerzas independentistas catalanas, en el que prometen renunciar a la vía unilateral para alcanzar sus objetivos separatistas, y están dispuestos a poner a prueba a los nuevos actores de este culebrón incluso con actuaciones desaconsejadas por el Consejo de Estado. Este órgano consultivo mostró ayer su rechazo a que el Gobierno eleve un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) solicitando la impugnación de la candidatura de Carles Puigdemont para ser investido presidente de la Generalitat de Cataluña, propuesta oficializada el pasado lunes por el presidente de la Cámara autonómica, Roger Torrent, tras el acuerdo alcanzado entre Junts per Catalunya y ERC.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

JxCAT descarta desobedecer al Constitucional pero rechaza un «plan B» a Puigdemont