Puigdemont y ERC no cierran un acuerdo para la investidura

Una delegación de Esquerra se ha desplazado hoy a Bruselas y el encuentro ha terminado con avances pero aún no hay nada cerrado


Barcelona

La reunión entre el líder de JxCat, Carles Puigdemont, y la delegación de ERC que se ha desplazado a Bruselas ya ha terminado con avances en las negociaciones, aunque aún no hay nada cerrado, según fuentes soberanistas.

Una reducida delegación de ERC ha viajado a Bruselas para reunirse con Carles Puigdemont para escuchar la fórmula que propone para su elección como presidente de la Generalitat, después de que se aplazara el pasado martes el pleno de investidura, lo que generó tensión entre las fuerzas soberanistas.

Fuentes republicanas han indicado a Efe que el encuentro ya ha terminado y que, aunque aún no hay nada cerrado, la negociación «progresa adecuadamente».

Fuentes de JxCat han señalado, por su parte, que la reunión «ha ido bien y ha sido constructiva», y que los contactos continuarán en los próximos días para «avanzar en la línea» de investir a Carles Puigdemont.

Las mismas fuentes han asegurado que las dos principales fuerzas independentistas «están en vías de restablecer la confianza perdida a raíz de la investidura fallida».

Puigdemont ha convocado mañana en Bruselas al conjunto del grupo parlamentario de JxCat -salvo los diputados investigados que no pueden salir de España por orden judicial- para evaluar las negociaciones.

En la reunión de hoy, en el hotel Husa President Park, cerca del centro de Bruselas, han participado los diputados de JxCat Elsa Artadi (portavoz), Albert Batet, Marc Solsona, Josep Costa y Laura Borràs, además de Damià Calvet (del PDeCAT), han informado a Efe fuentes conocedoras de la reunión.

Por parte de ERC, han asistido dos secretarios del Govern en la anterior legislatura, Pere Aragonés y Miquel Martín Gamisans, el dirigente de ERC Jordi Bacardit y la exconsellera Meritxell Serret.

Según las fuentes, los miembros de ERC acudieron con «perfil bajo», ya que no tienen poder de decisión y en principio solo han escuchado propuestas de JxCat.

Después de una semana en la que ERC ha dejado claro que quiere una investidura «efectiva» y sin consecuencias penales para los parlamentarios, una delegación republicana se ha desplazado a Bruselas para conocer la propuesta de Puigdemont para hacer posible su elección como presidente de la Generalitat.

El encuentro se ha celebrado con discreción y no ha trascendido cuál es la propuesta de Puigdemont, líder de Junts per Catalunya, que sigue siendo el único candidato a la Presidencia de la Generalitat pese a la investidura fallida del pasado martes.

JxCat mantiene el silencio sobre la propuesta, pero desde el inicio de la legislatura ha defendido que se puede investir a Puigdemont sin violar el reglamento de la Cámara.

Este plan no está exento de dificultades, ya que el Tribunal Constitucional ha prohibido cualquier investidura de Puigdemont que no sea presencial y le ha requerido un permiso judicial -que no ha llegado a solicitar- en el caso que regresara de Bélgica.

ERC insiste en una investidura «efectiva», sin descartar la propuesta del líder republicano, Oriol Junqueras (en prisión), de que haya una presidencia «simbólica» para Puigdemont en Bélgica combinada con una «efectiva» en Cataluña, un planteamiento que hoy ha abonado el portavoz adjunto de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián.

En todo caso, JxCat y ERC mantienen la predisposición a un acuerdo, con la incógnita del plazo que tendrán para dar con una solución, algo sobre lo que se pronunciarán los letrados del Parlament previsiblemente antes de la reunión de la Mesa del próximo martes.

Rajoy insta a los independentistas a proponer un candidato que cumpla la ley

Mientras tanto, el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado este domingo a los independentistas a que resuelvan pronto la situación que han generado en Cataluña y propongan un candidato a president «que vea las cosas de otra manera» y cumpla la ley.

Rajoy se ha referido a la situación política en Cataluña en la clausura de la convención nacional sobre la prisión permanente revisable organizada por el PP en Córdoba.

«Espero -ha dicho- que resuelvan pronto si son capaces de entender la situación que ellos han generado, que se nombre una persona que vea las cosas de otra manera y sobre todo que diga: soy un gobernante y por eso voy a cumplir la ley, porque es mi obligación y es lo propio de países democráticos, civilizados y avanzados como España». En esa línea, ha subrayado que la ley obliga a todos, pero sobre todo a los gobernantes.

Rajoy ha asegurado que también es evidente que el Gobierno no ha aceptado ningún «chantaje». «Lo decimos nosotros y hasta el propio expresidente de la Generalitat de Cataluña», ha señalado en referencia a los mensajes captados que envío Carles Puigdemont al exconsejero Toni Comín.

El presidente del Gobierno ha explicado que algunos creían que el Ejecutivo no iba a adoptar las decisiones que luego ha adoptado ante la situación en Cataluña (en referencia a la aplicación del artículo 155 de la Constitución), pero ha garantizado que no permitirá nunca que se juegue con la unidad de España, la soberanía nacional o el derecho de todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país.

Para él, lo que ha quedado claro de todo lo ocurrido en Cataluña es que la Constitución tiene instrumentos para defenderse de quienes atacan su esencia y que hay un Gobierno dispuesto a utilizarlos.

Rajoy ha señalado en referencia a Ciudadanos que algunos dicen ahora que todo se ha hecho gracias a ellos, pero ha recordado que en este asunto (y en concreto para aplicar el 155) este partido ha ido cambiando de posición hasta llegar a apoyarlo.

Los cercanos a Puigdemont prefieren nuevas elecciones a una presidencia simbólica

Efe

La exconsejera huida en Bruselas Clara Ponsatí ve como «mala opción» la vía de «pedir perdón»

La exconsellera Clara Ponsatí ha asegurado hoy desde Bélgica que ve una «mala opción» la vía de «pedir perdón y no saltarse ninguna decisión arbitraria del Tribunal Constitucional», y ha indicado que antes prefería que se convocaran nuevamente elecciones.

En una entrevista con Rac1, la exconsellera, que fue candidata de Junst per Catalunya al 21D, ha admitido que «no acaba de entender» la propuesta del líder de ERC, Oriol Junqueras, de articular una presidencia simbólica, que sería para Carles Puigdemont desde Bélgica, y otra efectiva, que ejercería alguien en Cataluña.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Puigdemont y ERC no cierran un acuerdo para la investidura