Turquía amenaza con atacar al régimen sirio si ayuda a los kurdos en Afrin

Los bombardeos de Al Asad sobre un bastión rebelde matan a más de 70 civiles


Estambul / E. La Voz

En los estertores de la guerra siria, cada día aparece un nuevo frente. A las tensiones con Estados Unidos a cuenta de la ofensiva que lanzó hace un mes contra las milicias kurdas, Ankara sumó este lunes otro encontronazo con Damasco ante la intención del régimen de Bachar al Asad de enviar fuerzas al cantón kurdo de Afrín para la «defensa de la unidad del territorio sirio y su soberanía», según difundió la agencia oficial siria Sana.

Como era de esperar, Ankara respondió con amenazas. En contactos telefónicos, el presidente Recep Tayyip Erdogan alertó a sus homólogos de Rusia e Irán, aliados de Al Asad, de que habría consecuencias si las fuerzas del régimen sirio ponían un pie en Afrin para apoyar a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Pero a lo largo del días, las informaciones eran cada vez más contradictorias. La agencia Sana matizó que el Gobierno de Al Asad aún estaban en negociaciones con las milicias kurdas del YPG para enviar tropas de apoyo en la guerra contra Turquía. A última hora, el portavoz de la milicia, Nuri Mahmud, confirmó a Reuters que no había acuerdo, pero sí una llamada de auxilio al Ejército sirio «para que venga y proteja las fronteras».

EE.UU. queda en evidencia ante la petición de ayuda de sus aliados kurdos a Damasco De confirmarse el envío de tropas, Estados Unidos quedaría en una situación comprometida. Su más fiel aliado en la lucha contra el Estado Islámico habría terminado pidiendo ayuda al régimen sirio que, sobre el papel, es enemigo de Washington. Además, un acercamiento entre Damasco y el YPG pondría en evidencia la falta influencia de Washington en la región y podría cambiar las tornas en su relación con Ankara.

A un mes del inicio de la operación Rama de Olivo para recuperar el control del enclave kurdo en Afrin, Turquía solo ha conseguido controlar un 15 % del cantón, según el periódico local Hürriyet. El Ejército turco afirma que durante ese tiempo se han «neutralizado» más de 1.600 terroristas, pero el Observatorio Sirio de Derechos Humanos reduce la cifra de fallecidos a 163. Entre ellos está el ourensano Samuel Prada, alias Baran Galicia.

La incursión de Turquía en Afrin ha sido muy criticada por la oposición, y la información está siendo extremadamente controlada en la prensa local. Solo en la última semana se han producido cerca de 800 arrestos en el país por protestar contra la guerra. El total supera los 1.300.

Castigo brutal

Entretanto, el régimen sigue bombardeando sin descanso Guta, el bastión rebelde de los alrededores de Damasco. Al menos 77 civiles, entre ellos 20 niños, murieron ayer y unas 250 resultaron heridas. Los ataques predice que la ofensiva terrestre es inminente. El fin de la violencia en Siria está todavía muy lejana, en especial por el choque de intereses de los actores internacionales implicados, que si bien por ahora solo se han limitado a lanzarse amenazas, podrían colocarse en una posición de la que será difícil retractarse.

Comentarios

Turquía amenaza con atacar al régimen sirio si ayuda a los kurdos en Afrin