El Parlament rechaza la destitución «ilegal» de Carles Puigdemont y avala el 1-O

Rechaza activar la cuenta atrás de la investidura y mantiene el reloj parado

Bronca en el Parlament entre Torrent y Ciudadanos por la DUIS La cámara catalana avala el 1-O y rechaza la destitución «ilegal» de Puigdemont

Barcelona

El Parlament ha aprobado hoy una propuesta de resolución -presentada por JxCat y acordada con la CUP con el visto bueno de ERC- en la que se rechaza la «destitución ilegal e ilegítima» de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat y se avala el «referendo de autodeterminación» del 1-O.

Tras una mañana de tensiones en el seno de la Mesa del Parlament, que ha rechazado las peticiones de reconsideración de Ciudadanos, el PSC y el PPC contra las enmiendas de la CUP a la propuesta de JxCat, el pleno ha procedido al debate y votación de las resoluciones presentadas por los grupos parlamentarios.

La más polémica era la impulsada por JxCat, que finalmente no incorpora la enmienda de la CUP que planteaba «reafirmar» la declaración de independencia aprobada el 27 de octubre pero sí reivindica la legitimidad de Puigdemont como candidato a ser reelegido president y exige que el Gobierno del Estado «cese las injerencias» sobre las instancias judiciales para impedir que se materialice la voluntad democrática «legítimamente expresada en el referendo de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre».

Rechaza activar la cuenta atrás de la investidura

Además el Parlament ha rechazado una propuesta de resolución del PSC y otra del PP que pedía activar la cuenta atrás de la investidura y que empezara a correr el plazo de dos meses antes de la convocatoria automática de elecciones.

Las propuestas se han rechazado con la mayoría que suman JxCat, ERC y la CUP, que se han impuesto a los votos del PSC, Cs y el PP a favor de que corra el plazo -los comuns se han abstenido-.

La legislación indica que el Parlament dispone de dos meses como máximo para investir a un presidente y para que este plazo empiece a correr debe haber una primera votación que no se ha llegado a producir porque se suspendió el pleno.

Enmiendas de la CUP

La Mesa del Parlament ha avalado hoy la admisión a trámite de las enmiendas de la CUP pese a la advertencia legal expresada por los letrados y las protestas de Ciudadanos, el PSC y el PPC, según han explicado fuentes parlamentarias.

Finalmente, la Mesa ha rechazado las peticiones de reconsideración presentadas por Ciudadanos, el PSC y el PPC contra la admisión a trámite de las enmiendas de la CUP a una propuesta de resolución de JxCat, una de las cuales planteaba reafirmar la declaración unilateral de independencia aprobada el pasado 27 de octubre.

JxCat y la CUP han registrado una nueva versión de la propuesta de resolución sobre la «restitución de las instituciones catalanas», en la que avalan la legitimidad de Carles Puigdemont como candidato a ser reelegido president y se evita reafirmar la declaración unilateral de independencia.

Desde las 9.00 se encontraba reunida la Mesa para analizar las peticiones de reconsideración de Ciudadanos, el PSC y el PPC, pero las dudas legales en torno a la admisión a trámite del texto transaccional -pactado en base a las enmienda presentadas por la CUP- han alargado las deliberaciones y ha obligado a retrasar el pleno hasta pasadas las 11.00.

Finalmente, la Mesa, con mayoría independentista -JxCat y ERC tienen cuatro miembros, por dos de Ciudadanos y el PSC-, ha rechazado las peticiones de reconsideración de la oposición y no ha puesto trabas al texto acordado por las fuerzas independentistas, por lo que se ha podido iniciar el pleno.

Pero durante la reunión de la Mesa, según las fuentes parlamentarias consultadas, los letrados del Parlament han expresado a viva voz sus reticencias a la decisión de los miembros de los grupos independentistas y han realizado una advertencia «muy severa». Así, los letrados han hecho hincapié en sus dudas no solo sobre el hecho de no reconsiderar la admisión a trámite de las enmiendas de la CUP, sino también sobre la legalidad de aprobar una enmienda transaccional pactada en el texto definitivo.

En concreto, la enmienda transaccional número 3 plantea que el Parlament exige el «cese de las injerencias del Gobierno del Estado» en las instancias judiciales para impedir que se materialice la voluntad democrática «legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre». 

 Llarena declara compleja la causa «procés»

Por otra parte, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha declarado compleja la causa en la que se investiga a exmiembros del Govern y de la Mesa del Parlamento de Cataluña por presunta rebelión relacionada con el denominado 'procés', tal y como le había pedido la Fiscalía, los que supone que la instrucción puede ampliarse hasta un máximo de 18 meses.

Así lo ha acordado este jueves en un auto, tras escuchar los informes favorables a esta ampliación del plazo de investigación realizadas tanto por la Abogacía del Estado como por la acusación popular ejercida por Vox y por la práctica totalidad de las defensas.

El Parlament admite las enmiendas de la CUP para reafirmar la declaración de independencia

Europa Press

La Fiscalía estudia las implicaciones penales de la decisión

La Mesa del Parlament ha admitido a trámite este mediodía las enmiendas presentadas por la CUP a las propuestas de resolución del pleno de este jueves, incluidas las que abogan por reafirmar la declaración de independencia del pasado 27 de octubre, a pesar de que Ciudadanos y PSC han votado en contra. Las enmiendas de la CUP han sido admitidas a trámite con los votos favorables de los miembros de la Mesa de JxCat y de ERC, mientras que los de Ciudadanos (C's) y del PSC han votado en contra, tras escuchar las intervenciones también contrarias del letrado mayor y del secretario general de la cámara.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Parlament rechaza la destitución «ilegal» de Carles Puigdemont y avala el 1-O