La nueva ayuda a jóvenes para comprar vivienda deja fuera a los 31 concejos más poblados de Asturias

Solo se podrá solicitar para ayuntamientos por debajo de los 5.000 habitantes


Redacción

El Gobierno ha aprobado el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, que contempla ayudas al alquiler y a la compra para menores de 35 años y también para personas de más de 65, y facilita el acceso a la vivienda tanto en régimen de alquiler como de compra en las zonas afectadas por la despoblación rural. Esto último es uno de los principales puntos del documento. Las ayudas directas para adquirir una vivienda solo se podrán solicitar para las de ayuntamientos por debajo de los 5.000 habitantes, con ese objetivo de fomentar el asentamiento de jóvenes en zonas rurales, evitando así concentrarlas en los pisos urbanos. Esa barrera supondrá que la compra de pisos en 31 concejos asturianos no tendrá bonificación del Estado. Y en Asturias es muy relevante este dato porque en esos municipios vive el 90% de toda la población. Son algo más de 900.000 asturianos, y están los municipios más poblados y con más peso económico. En el lado contrario, 47 concejos en los que sí se cumple ese parámetro, y donde residen ahora unos 100.000 asturianos.

Según el plan, las ayudas a la compra serán por un máximo 10.800 euros para los menores de 35 años, y solo para vivienda habitual. Además, para poder acceder a la ayuda ese inmueble no podrá superar los 100.000 euros; de estos, se financiará como máximo el 20 %, hasta ese límite de 10.800. Y tercer detalle: los beneficiarios deberán tener unos ingresos anuales inferiores a tres veces el Iprem, el indicador que sirve de referencia para acceder a ayudas. Esto supone los 22.365 euros al año.

Este asunto lo abordó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el miércoles en una reunión de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios en la Moncloa, donde se avanzó en un plan que tiene como reto, explican fuentes de la Moncloa, aplacar el declive demográfico en las zonas rurales.

También hay cambios en las ayudas para el arrendamiento, que en este caso van dirigidas a menores de 35 años, pero también a mayores de 65 y a personas afectadas por desahucios, que podrán recibir ayudas de hasta el 50 % del importe.

Esta bonificación se podrá pedir para viviendas que supongan rentas mensuales de hasta 900 euros, frente al máximo de 600 euros fijado en el anterior plan, para adecuarlo así al encarecimiento de este tipo de vivienda. Con todo, ese nuevo listón solo será efectivo para lugares en los que la presión de los precios haya subido de forma significativa. No es probable que ahí, en ese nuevo baremo, se encuentren las grandes ciudades asturianas, aunque se está notando un fuerte repunte de este mercado -y de las rentas que se piden- en Gijón y Oviedo. En todo caso, los jóvenes podrán acceder a una ayuda de entre 300 y 450 euros al mes por vivienda.

Los afectados por desahucio contarán con hasta 400 euros al mes para pagar un alquiler, y los mayores podrán contar también con ayudas de hasta 200 euros mensuales para el pago de facturas como luz, agua o gas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La nueva ayuda a jóvenes para comprar vivienda deja fuera a los 31 concejos más poblados de Asturias