Abanca compra la red de Deutsche Bank en Portugal

La entidad gallega incrementa así su volumen de negocio minorista en 6.500 millones. La nueva red comercial cuenta con 41 oficinas y 300 empleados, con un negocio centrado en las áreas de Lisboa y Oporto


Redacción

Abanca ha cerrado la compra de de la filial portuguesa de Deutsche Bank, operación con la que incrementa su volumen de negocio minorista en 6.500 millones, según ha informado la entidad bancaria a la CNMV. La operación se llevaba moviendo varias semanas y se ha anunciado esta mañana. El importe de la compra no ha sido desvelado por ninguna de las dos partes. Supone el mayor salto internacional de una entidad financiera radicada en Galicia. 

Este movimiento forma parte de la estrategia internacional de Abanca de crecer en mercados y segmentos complementarios a su proyecto. El presidente del grupo, Juan Carlos Escotet, ya había avanzado en la presentación de los resultados anuales que Portugal era un territorio clave para crecer.

La red comercial adquirida cuenta con 41 centros localizados en su mayoría en las áreas de Lisboa y Oporto. Entre ellas hay cuatro centros de inversión y dos oficinas de banca privada. Deutsche Bank Portugal cuenta con una cartera crediticia bruta de 2.400 millones de euros, mil millones de euros en depósitos y 3.100 millones fuera de balance, cifras que elevan su volumen de negocio a los 6.500 millones. La plantilla que gestiona el negocio en Portugal de unos 50.000 clientes está compuesta por 330 empleados y 100 agentes comerciales. El calendario de la operación de compra finalizará en el primer semestre del 2019, una vez recibidas todas las autorizaciones y concluida la integración tecnológica, que se dirigirá desde A Coruña.

De esta forma, Abanca logra formar una gran área de negocio en todo el noroeste peninsular, ya que es la mayor entidad en Galicia, la segunda en Asturias y León, y ahora toma el tamaño de un banco mediano en el norte de Portugal, un territorio en el que además el grupo que preside Juan Carlos Escotet tiene intereses empresariales, al participar, por ejemplo, en sectores de alimentación como bodegas de vino.

Abanca ya intentó hace meses la compra del negocio de Deutsche Bank en España, pero diferencias de precio por parte del gigante alemán (que está en un proceso de reestructuración para centrarse en sus áreas de origen) impidieron que se completara ese procedimiento. Ahí ya se empezó a gestar la operación anunciada esta mañana. 

Es la segunda gran operación de crecimiento que protagoniza Abanca en los últimos 10 meses, tras la adquisición de la antigua financiera del Banco Pastor, con el que también dio un crecimiento relevante en financiación a particulares.  

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Abanca compra la red de Deutsche Bank en Portugal