Mark Zuckerberg no comparecerá ante el Parlamento británico por la filtración de datos

Será uno de los adjuntos al fundador de Facebook el que dará explicaciones a los diputados británicos


Londres

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, no comparecerá ante el Parlamento británico para responder a sus preguntas sobre el escándalo de la filtración de datos, informó hoy esa compañía.

En una carta remitida al presidente del Comité Parlamentario de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deportes, Damian Collins, la responsable de Relaciones Públicas de la red social, Rebecca Stimson, indica que uno de los adjuntos de Zuckerberg dará respuesta a las interpelaciones de los diputados.

Esta comisión citó el pasado día 20 al fundador de Facebook para que explicara la presunta filtración de datos de más de 50 millones de usuarios que pudo ayudar a la campaña electoral del presidente de EEUU, Donald Trump.

Stimson reconoce en la misiva que la empresa está de acuerdo en que estos asuntos «han de ser abordados al más alto nivel de la compañía por directivos con posiciones de autoridad».

En este sentido, precisa que el propio Zuckerberg «ha pedido personalmente a uno de sus adjuntos que se ponga a disposición del comité para prestar declaración en persona».

La portavoz de Facebook nombra a dos directivos de la red social como posibles candidatos a personarse ante la Cámara: Mike Schroepfer, el responsable de tecnología de Facebook, y Chris Cox, jefe de producto, «ambos con una gran experiencia en estos asuntos y bien posicionados para responder a las preguntas del comité sobre esos temas complejos», puntualiza.

«Los dos informan de manera directa a Mark Zuckerberg y figuran entre los representantes con mayor rango y que más tiempo llevan trabajando para Facebook en sus 15 años de historia», subraya Stimson, quien adelanta que uno de ellos «podrá estar disponible justo después del receso parlamentario de Semana Santa».

«Mientras tanto, la compañía continúa trabajando sobre los asuntos planteados por los acontecimientos recientes», prosigue en la carta, en alusión a los hechos destapados por el diario norteamericano The New York Times y el dominical británico The Observer.

Según divulgaron esos periódicos, la empresa británica Cambridge Analytica, que fue contratada tanto por los responsables de la campaña electoral de Trump como por la iniciativa a favor del «brexit», la salida del Reino Unido de la Unión Europea, previa al referéndum en este país en junio de 2016, recopiló información de millones de votantes a través de Facebook.

A partir de esos datos, diseñó un programa informático para predecir el sentido del voto de millones de personas y tratar de influir en sus decisiones, según las revelaciones de esos medios.

El responsable del citado comité parlamentario británico, que en noviembre abrió una investigación sobre la propagación de noticias falsas, considera que los representantes de Facebook que han respondido hasta ahora a las preguntas planteadas durante las pesquisas han aportado respuestas «engañosas».

Al requerir el testimonio personal de Mark Zuckerberg, Collins subrayó la pasada semana el «importante interés público» existente en conocer las medidas de seguridad que ha establecido la red social en relación a la protección de datos. 

Facebook sigue su desplome y ya ha perdido 100.000 millones

Uno de los principales asesores de May, salpicado por el escándalo de la filtración de datos y su uso a favor del «brexit»

De poco ha servido la gira mediática del principal accionista de Facebook, Mark Zuckerberg, para disculparse por la filtración de datos de usuarios de la red social para usos ilegítimos por empresas especializadas en marketing político. Ayer, a la pérdida de credibilidad de la compañía se sumaba la caída del valor de la misma en el índice Nasdaq: casi otro 3 % a media jornada y lúgubres perspectivas en los corros a corto y medio plazo. La traducción es que el valor en bolsa de Facebook ha sufrido un deterioro de más de 100.000 millones de dólares en apenas una semana desde que estalló el escándalo. Ayer, su valor era de algo más de 450.000 millones, muy lejos de las cifras en las que se movía antes de conocerse su vinculación con Cambridge Analytica

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Mark Zuckerberg no comparecerá ante el Parlamento británico por la filtración de datos