La CRUE denuncia el «inaceptable» comportamiento de algunos políticos que sembraron dudas sobre la URJC

El presidente de la CRUE, Roberto Fernández, ha dicho que a él le parece motivo para dimitir si un cargo político dice que tiene un título que en realidad no tiene

La CRUE denuncia el «inaceptable» comportamiento de algunos políticos que sembraron dudas sobre la URJC El presidente de la CRUE, Roberto Fernández, ha dicho que a él le parece motivo para dimitir si un cargo político dice que tiene un título que en realidad no tiene

Madrid

La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) ha considerado hoy que «el proceso de información reservada» sobre el escándalo del máster de Cristina Cifuentes llevada a cabo por la Inspección de Servicios de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) «ha sido correcta y ha tenido todas las garantías administrativas y procedimentales que habitualmente siguen las universidades españolas». 

Han considerado que las primeras declaraciones del rector de la URJC pueden considerarse como «algo precipitadas» pero ven acertada «la decisión de abrir un expediente informativo y el hecho de que cuando tuvo fehaciente conocimiento de que podía haber irregularidades  susceptibles de ser tipificadas penalmente, lo pusiera inmediatamente en manos de la fiscalía para sea ella quien realice la pertinente investigación».

El proceso investigador no pudo completarse por dos motivos. Primero, que no se pudo acceder a todos los documentos originales (porque se han trasladado a la Fiscalía) y segundo, que no pudieron comparecer todos los citados. Algunos pidieron cambiar la fecha y otros aportaron un justificante médico. Faltan los testimonios de Álvarez Conde (director del máster), de Clara Souto (profesora del máster) y de Amalia Calonge, la funcionaria que está acusada de haber modificado las notas.

La CRUE denuncia además el «inaceptable» comportamiento de algunos políticos que «para defender su legítima opción partidaria» han sembrado una «sombra de duda» en el funcionamiento de la universidad española y sobre el prestigio de la URJC.  «Esa actitud manifiesta una mayúscula irresponsable frivolidad impropia del ejercicio de un representante democrático», dicen los rectores. Piden además a los politicos que «mantengan a la universidad española al margen de sus legítimas contiendas políticas».

En este sentido, la CRUE se «opone y deplora todas aquellas opiniones de responsables políticos que quieren transformar un problema puntual y concreto en una especie de ejemplo paradigmático de una deficiente práctica en la impartición de miles de másteres que tienen lugar en la universidad española».

Los rectores recuerdan asimismo que «los hechos están en manos de la Justicia» y se muestran seguros de que una vez se dicte sentencia «el rectorado de la URJC actuará en consecuencia ejecutándola y aplicándola en todos sus extremos con la máxima contundencia». 

En respuesta a las preguntas de los periodistas, el presidente de la CRUE, Roberto Fernández, ha dicho que a él le parece motivo para dimitir si un cargo político dice que tiene un título que en realidad no tiene

Rajoy ignora el ultimátum de Rivera para que decida ya el relevo de Cifuentes

fran balado

«Ni amenazo ni advierto», responde al amago de C's de apoyar la moción de censura

«Si Rajoy quiere seguir tapando la trama, habrá cambio de Gobierno». Albert Rivera lanzó ayer una amenaza: en caso de que Cristina Cifuentes no presente su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid, serán los diputados autonómicos de Ciudadanos los que se encarguen de acabar con ella sumándose a la moción de censura planteada por el PSOE, que se celebrará entre el 13 de abril y el 7 de mayo. Al menos uno de ellos tendría que votar a favor en un proceso que requiere de la mayoría absoluta.

El órdago llega tan solo unas horas después de que la formación naranja exigiese oficialmente su cabeza. «No puede continuar ni un minuto más», dijo Rivera, instando a Rajoy a que actúe de la misma manera que en Murcia, donde forzó la salida de Pedro Antonio Sánchez en beneficio de su número dos; «es la forma que todo el mundo sabe cómo tiene que acabar la película», aclaró Rivera. El líder de Ciudadanos incluso fijó una semana de plazo para que Rajoy le encuentre un relevo, algo en lo que el PP ya estaría trabajando, según deslizó un alto cargo de la cúpula naranja. Esto lo desmienten en Génova, desde donde acusan a C’s de «intoxicar».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La CRUE denuncia el «inaceptable» comportamiento de algunos políticos que sembraron dudas sobre la URJC