Nicaragua, sumida en el caos por una ola de disturbios que deja más de 20 muertos en 5 días

Asesinan a un periodista de un tiro en la cabeza mientras transmitía en directo las protestas contra el Gobierno de Ortega, que anuncia la retirada de la reforma de la Seguridad Social

blanca morel
managua / afp

Más de 20 personas -27 según una ONG- murieron en Nicaragua en las violentas protestas que desde el pasado miércoles hundieron el país en el caos tras el anuncio de una reforma de la seguridad social, mientras continúan las marchas y los saqueos. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) dijo que intentaban verificar el número de víctimas mortales, pero que la cifra superaba la veintena. «Nosotros manejamos que los muertos pasan de 20, pero estamos comprobándolo porque hay mucha desinformación. La situación es verdaderamente grave y rebasa nuestras posibilidades de confirmar», manifestó la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez.

El Gobierno había informado el viernes de 10 muertos, cifra que aumentó en la madrugada de ayer con la muerte, por un tiro en la cabeza, del periodista Miguel Ángel Gahona en la ciudad caribeña de Bluefields mientras transmitía por Facebook Live un enfrentamiento entre manifestantes y fuerzas del orden.

En medio del clima crispado, los manifestantes llenaron supermercados y tiendas en busca de víveres, y ayer protagonizaron saqueos en varios establecimientos comerciales. Las calles de Managua lucían llenas de escombros en puntos donde jóvenes manifestantes bloquearon rutas con piedras o fogatas con llantas y palos.

El presidente Daniel Ortega llamó el sábado al diálogo con el sector privado para abordar la reforma del sistema de pensiones, que incrementa las contribuciones obreras y patronales para garantizar la estabilidad financiera del Instituto Nicaragüense de Seguro Social (INSS), que paga las jubilaciones. Sin embargo, su mensaje generó repudio entre otros sectores que se sumaron espontáneamente a las protestas por sentirse excluidos, lo que terminó por caldear más los ánimos.

El autodenominado movimiento OcupaINSS, uno de los que inició las protestas, reclamó que el diálogo «debería de incluir las voces de todos los sectores que hemos demandado una discusión amplia e inclusiva [...] sobre la forma en que han venido tomando decisiones autoritarias y sin consulta».

Igualmente, el gremio empresarial respondió a Ortega que «no puede haber un diálogo» si el Gobierno «no cesa de inmediato la represión policial» y respeta la libertad de manifestación y de prensa.

Malestar

Entre tanto, las protestas, bloqueos y saqueos se reanudaron ayer en distintos puntos del país, mientras diversos grupos convocaron a una marcha en la Universidad Politécnica, epicentro de las manifestaciones, para solidarizarse con estudiantes atrincherados en la institución. Las cámaras empresariales convocaron también a una protesta para hoy en la capital.

Mientras, soldados armados con fusiles custodian oficinas públicas en Managua, así como en la norteña ciudad de Estelí, brindando «protección a entidades y objetivos estratégicos», indicó el Ejército. En las ciudades de León y Masaya hubo «quema de vehículos particulares, saqueos y destrucción de edificios públicos» así como robos en centros comerciales, informó el Gobierno. Analistas y la cúpula empresarial coinciden en que las protestas «van más allá del descontento de las reformas del sistema de pensiones».

Según expertos, la población ha soportado en silencio el encarecimiento de la vida por las constantes subidas de los combustibles y de las tarifas de luz, despidos en el sector público y reducción de beneficios sociales a raíz de la caída de la cooperación venezolana.

Daniel Ortega anuncia la retirada de la reforma de la Seguridad Social

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció anoche la retirada de la reforma de la Seguridad Social que ha provocado las protestas . «Comunicamos al pueblo nicaragüense que el consejo directivo ha dicho que adoptará las resoluciones. La resolución es que queda revocada la resolución anterior», ha afirmado Ortega en un discurso retransmitido por los medios públicos nicaragüenses.

«Queremos restablecer el orden, no podemos permitir que aquí se imponga el caos y saqueos», ha explicado Ortega, que ha hecho un llamamiento a la paz y ha destacado que «la mesa queda limpia para sentarse a tratar el tema con los empleadores y trabajadores».

Por otra parte, el Departamento de Estado norteamericano condenó el «uso excesivo de la fuerza» por parte de la policía.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Nicaragua, sumida en el caos por una ola de disturbios que deja más de 20 muertos en 5 días