ONG

El mundo se aferra a la mascarilla. Una mujer observa a través de la ventana de su vivienda, en la que permanece confinada desde que el Gobierno decretase el estado de alarma por la crisis del coronavirus
Una mujer observa a través de la ventana de su vivienda, en la que permanece confinada desde que el Gobierno decretase el estado de alarma por la crisis del coronavirus

«Mi pareja está muy agresiva y no sé qué hacer. ¿Cómo voy a irme de casa ahora?»

El confinamiento no sólo está agravando la situación de las asturianas maltratadas, también de adolescentes que sufren agresiones sexuales en sus propios hogares y que ni siquiera tienen alternativa para irse