Los expertos dudan de que la UE pueda actuar contra el impago de los peajes

Portugal constata aún un alto número de españoles que no abonan las tarifas


Vigo / la voz

La directiva que la próxima semana debatirá el Parlamento Europeo para facilitar la lucha contra el impago de peajes por conductores extranjeros genera notables dudas legales sobre la capacidad de aplicarla de forma compatible con el ordenamiento jurídico de cada Estado.

«Un país no tiene capacidad ejecutiva para garantizarse el cobro de un peaje impagado restando esa cantidad de las cuentas bancarias de un residente en otro estado», plantea de entrada Óscar Hernández, abogado de Huelva que trabaja para las concesionarias de autopistas y autovías portuguesas tratando de cobrar los peajes no pagados por automovilistas españoles.

El letrado, que señala que ha ganado en España alguna de las reclamaciones de las concesionarias lusas, advierte sin embargo que ni siquiera las sentencias emitidas en un país son homologables automáticamente en otro. «Hay que traducirlas, estimarlas, comunicarlas... y eso no es sencillo ni rápido, e incluso pueden prescribir antes de que se consiga culminar todo el proceso», señala.

Similar opinión transmite Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados, que sí ve como un paso adelante que se trate de unificar los sistemas de telepeaje para evitar que un conductor tenga que adquirir varios dispositivos para transitar por Europa. Pero duda que una sanción administrativa como la que conlleva en España saltarse un peaje pueda reclamarse en el extranjero. «Pudieron incluirla en el 2015 entre las infracciones que una directiva europea dictó para intercambiar información entre Estados y cobrar multas por infracciones en materia de seguridad viaria», recuerda. «Lo que pretende ahora la UE es un primer paso, pero sigue estando cojo el sistema y la mejor manera de garantizar el cobro es implantar un sistema universal», mantiene.

Más satisfacción provoca el paso dado por Europa en la patronal de las constructoras Seopan, que considera que «es imprescindible» que la normativa propuesta por la Comisión Europea se apruebe. Aboga la patronal por perfeccionar el modelo de cobro y garantizar la recaudación para que se puedan eliminar las barreras en las áreas de peaje y permitir el flujo libre, como ya ocurre en Portugal. Seopan lamenta que no pagar el peaje en España conlleve ahora una multa de 100 euros, pero no recupere el importe del peaje impagado.

Impagos en Portugal

La empresa pública Infrastuturas de Portugal constata que, aunque ha bajado la práctica de no pagar peajes entre los automovilistas gallegos y españoles, sigue siendo muy alto el volumen de fraude. La Administración lusa pretende luchar contra la imagen de impunidad de los extranjeros en sus peajes, y por eso advierte que, si un conductor es detenido por policías portugueses y los equipos de la autopistas advierten en sus archivos que la matrícula corresponde a un vehículo que se ha saltado peajes sin pagar, este puede ser inmovilizado hasta que se salde la deuda.

Ocho infracciones viarias cuya multa ya es exigida y cobrada desde el extranjero

Hace tres años una directiva europea como la que ahora se intenta aplicar a los extranjeros que no paguen los peajes, dejó establecido que las sanciones de tráfico graves activadas contra un conductor en un país de la UE diferente al suyo tengan efecto ejecutivo y puedan ser detraídas de las cuentas del multado. Entran dentro de esa posibilidad las sanciones por exceso de velocidad, no llevar puesto el cinturón, saltar un semáforo en rojo, alcoholemias y drogas, no llevar casco, circular por carril prohibido o usar el móvil.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los expertos dudan de que la UE pueda actuar contra el impago de los peajes