La moción de censura a Rajoy se debatirá el jueves y se votará el viernes

La presidenta del Congreso acelera los plazos. La moción del PSOE será exprés y sigue su curso sin lograr más apoyos. Rivera ofrece a Rajoy un pacto para ir a elecciones en otoño y Pablo Iglesias anuncia una nueva consulta a las bases, en este caso para decidir si respaldan a Pedro Sánchez

Ana Pastor, en una imagen de archivo
Ana Pastor, en una imagen de archivo

Madrid

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha acordado con el socialista Pedro Sánchez celebrar el debate de la moción de censura esta misma semana, los próximos jueves 31 de mayo y viernes 1 de junio, según indican fuentes de Ferraz.

La iniciativa para quitar a Mariano Rajoy de la Presidencia del Gobierno, registrada el viernes por el PSOE tras la condena al PP como partícipe a título lucrativo de la trama Gürtel, ha sido calificada este mismo lunes por la Mesa del Congreso, que ha verificado el cumplimiento de los requisitos formales. 

Fuentes cercanas a Sánchez han confirmado que este ha convenido con Pastor celebrar el debate de la moción esos días y han considerado una «buena noticia» que esta semana se decida «si Rajoy es censurado o no». También han destacado que será una «oportunidad para acabar con la situación de deterioro de nuestras instituciones para mejorar la calidad democrática y abrir un nuevo tiempo».

El primer día legalmente posible

La presentación de la moción de censura ha sido comunicada al Palacio de la Moncloa y a los grupos parlamentarios en una Junta de Portavoces convocada de urgencia. Además, el órgano de gobierno de la Cámara ha abierto también un plazo de dos días para dar la oportunidad de presentar mociones con candidatos alternativos, para las que se exigen los mismos requisitos y que, en su caso, se debatirán conjuntamente.

La fecha para su debate es competencia exclusiva de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, hablando con el candidato, pero en todo caso no podrá ser antes de los cinco días siguientes desde su presentación, para así cumplir con esta serie de trámites previos.

Por eso, y habiendo sesión plenaria ordinaria convocada esta semana, en principio no se calculaba el debate esta semana, pero finalmente todo se ha acelerado y, a diferencia de lo ocurrido hace un año con la censura promovida por Pablo Iglesias, esta vez la moción de censura se va a debatir el primer día que es posible convocarlo. Así, Ana Pastor ha acordado convocar el pleno para los días 31 de mayo y 1 de junio, fecha en la que se procederá la votación donde el PSOE necesita sumar la mayoría absoluta (176 diputados).

El debate lo abre alguien del PSOE y luego habla Pedro Sánchez

El debate de la moción de censura, según el Reglamento de la Cámara, se inicia con la defensa de la propuesta, sin límite de tiempo, por parte de uno de los diputados que firman la iniciativa, y, a continuación, también sin límite de tiempo, podrá intervenir el candidato a la Presidencia propuesto en la moción para que exponga el programa político de su hipotético Gobierno. Aunque Pedro Sánchez no es diputado, nada impide que pueda ser candidato a la Presidencia del Gobierno.

Tras el correspondiente receso que decida la Presidencia de la Cámara, será el turno de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, que contarán con treinta minutos para intervenir y diez minutos de réplica.

Una vez debatida la moción, se procederá a su votación y, en caso de reunir al menos 176 votos necesarios para ser aprobada, la Presidencia del Congreso deberá comunicarlo inmediatamente al rey y al presidente del Gobierno, puesto que el candidato a presidente se entenderá que ha recibido la confianza de la Cámara.

En caso de que la moción fuese rechazada, los firmantes de la misma no podrán firmar otra durante el mismo período de sesiones, según establece la Constitución, por lo que, en ese escenario, los diputados del PSOE no podrían volver a plantear otra moción hasta septiembre.

Ana Pastor alega que adelanta la moción porque el tema es importante

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha justificado el adelanto del debate de la moción de la censura alegando que es un tema de importancia y que la Cámara ya liberó su agenda de los grandes temas al haber aprobado ya los Presupuestos Generales.

En declaraciones en el Congreso, Ana Pastor ha remarcado que hace un año -cuando se buscaba fecha para la moción de censura impulsada por Pablo Iglesias- el Congreso estaba tramitando los Presupuestos Generales del Estado, una tarea de la que ahora está liberado pues ya quedó resuelta la pasada semana.

«El tema es de suficiente importancia y no habiendo otro tema de los gordos, se entiende que era la obligación de la Cámara», ha declarado la presidenta.

Pedro Sánchez, por ahora, sin más apoyos

A pesar de que la moción sigue su curso reglamentario, el PSOE no ha sumado ningún apoyo más a la iniciativa para sacar a Mariano Rajoy de la presidencia del Gobierno. Los socialistas tienen asegurados 156 votos sin contraprestación alguna, los suyos más los de Unidos Podemos y Nueva Canarias. Pero le faltan veinte para conseguir la mayoría absoluta. Las vías posibles son dos: o Ciudadanos o los nacionalistas. 

Pero desde el partido naranja insisten en que su apoyo pasa por la convocatoria de elecciones inmediata a la moción. Esta mañana, al término de la reunión extraordinaria que ha celebrado la Ejecutiva Nacional de C's, su presidente, Albert Rivera, ha ofrecido a Rajoy acordar una convocatoria de elecciones generales en otoño para proceder a una «salida ordenada, democrática y digna» tras la moción presentada por el PSOE tras conocerse la sentencia del caso Gürtel. Sino, Ciudadanos maneja un «plan B» para impulsar una moción con un candidato independiente que convoque esos comicios.

«Pedimos al Gobierno que rectifique, que no se enroque, que asuma la realidad y si está dispuesto a discutir un fin ordenado de la legislatura, nosotros estamos dispuestos a hablar con el Gobierno», ha señalado Rivera. Asegura el presidente de C's que se plantea un «plan B» con una moción de censura que sirva para ir a elecciones. Según este planteamiento, Ciudadanos impulsaría la candidatura de un presidente independiente que «no tenga ningún ansia de poder sino sentido de la responsabilidad» y que gestionaría la convocatoria de elecciones.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado este lunes que su partido convocará una nueva consulta a sus bases esta semana para que se pronuncien sobre si deben respaldar la moción de censura presentada por el PSOE contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la sentencia de la trama Gürtel.

En una serie de mensajes que el líder morado ha difundido en su cuenta de Twitter, Iglesias ha defendido que su partido apuesta por apoyar sin condiciones la iniciativa del líder socialista, Pedro Sánchez, pero que, «en cualquier caso, la última palabra, como siempre en Podemos, la tendrán los inscritos e inscritas que esta semana decidirán».

«Es imprescindible y urgente sacar al PP del Gobierno. Mientras los corruptos sigan parasitando el aparato del Estado, el daño a la democracia, a las libertades y al Estado social es cada día mayor», afirma en el primero de esos mensajes.

Los partidos nacionalistas no adelantan su voto

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha evitado, por su parte, confirmar hoy si apoyarán la moción de censura del PSOE, y ha recordado que quienes proponen son los socialistas y tendrán primero que explicar qué «quieren hacer», «con qué mayorías» quiere hacerlo y que ideas tiene para el País Vasco y Cataluña.

Esteban, en declaraciones en el Congreso antes de la Junta de Portavoces, ha explicado que hay muchas «incógnitas» sobre la moción de censura que se tienen que despejar, y que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, aún no ha explicado «cuándo quiere disolver» las Cámaras, «qué quiere arreglar» y «con quién lo quiere arreglar».

Esteban ha asegurado que Sánchez no ha contactado con el PNV: «No sé si tiene mucho interés en tener nuestro apoyo», pero «tiene que explicar para qué lo quiere, cómo lo quiere y qué exactamente quiere hacer», ha dicho tras insistir en que el PNV no tomará aún una decisión sobre su apoyo a la moción de censura hasta que se resuelvan esas incógnitas.

La portavoz de ERC, Malta Vilalta, también ha dejado en el aire este lunes si el partido apoyará la moción de censura y ha explicado que, antes de tomar una decisión, reunirá a sus órganos de dirección y consultará con el presidente del partido, Oriol Junqueras. «Queremos hablar con Junqueras -en la cárcel-. Estamos hablando con la secretaria general de Marta Rovira -en Suiza-. Siempre tomaremos las decisiones pensando en los ciudadanos de Cataluña y en Cataluña», ha defendido tras la reunión de la dirección del partido.

ERC mantiene la incógnita sobre su decisión final, pese a que el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, el viernes anunció el voto favorable a la moción socialista si Sánchez se comprometía a «corregir y desdecirse de algunas ofensas que han sido muy vergonzantes» hacia los catalanes.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La moción de censura a Rajoy se debatirá el jueves y se votará el viernes