La periodista María Gómez, acosada por un aficionado mientras trabajaba en Moscú

Un hombre se acercó a la reportera de Mediaset para besarla sin su consentimiento. Se trata del cuarto caso hecho público de periodistas acosadas en el Mundial mientras trabajaban en la calle


Fue esta misma semana cuando la periodista española María Gómez, que se encuentra en Rusia para la programación especial de Tele 5, Cuatro y Be Mad sobre el Mundial quiso denunciar el acoso que sufren distintas reporteras que trabajan a pie de calle. «Me parece surrealista que lo tengamos que pedir. Basta ya de este tipo de actitudes, basta ya de este tipo de hombres. Somos trabajadoras, no somos floreros, no estamos esperando besos que no pedimos, no somos muñequitas que estamos en la calle. Somos profesionales y pedimos simplemente respeto», reclamó durante una de sus intervenciones ante cámara.

Sin embargo, este alegato en directo es evidente que ha caído en saco roto. Tan solo dos días después de esta conexión, la joven periodista ha sido acosada por un aficionado mientras realizaba una de las previas del España-Rusia de esta tarde. Un hincha se ha acercado para besarla sin su consentimiento mientras otro aficionado graba la escena y sonríe. La reportera ha sido la que ha querido hacerlo público poco después a través de un mensaje en Twitter: 

«Quería aparcar un poco este tema, pero he decidido publicar el vídeo para que esos que dicen que exageramos y que esto son solo bromas me expliquen dónde está aquí el chiste, por favor. Es que yo no le veo la gracia y sigue sin parecerme normal. Un saludo», subraya María Gómez. 

Se trata, al menos, del cuarto caso hecho público de reporteras que sufren acoso durante el Mundial de Rusia mientras realizaban conexiones en la calle.

El Mundial de los acosos a mujeres

Laura Penayo / O.S.

A los casos de las aficionadas insultadas con bromas machistas, se suman tres periodistas que fueron acosadas en directo

El acoso machista está tan naturalizado que a los hombres no les importa hacerlo frente una cámara. Hacer que una mujer que no hable español repita frases que la denigran, grabarla y publicar el vídeo, no es más que una anécdota simpática para algunos. Intentar besar a una periodista durante una transmisión en vivo, al parecer, tampoco supone una falta de respeto para otros. 

Tres periodistas fueron víctimas de acoso en el Mundial de Rusia 2018. La primera fue Julieth González Teherán, corresponsal en Moscú para DW, a quien un hombre la besó durante un directo el día de la inauguración. Si bien, durante la transmisión, la colombiana prefirió no referirse al caso, en sus redes sociales pidió «respeto» y dijo que «no merecemos este trato, somos igualmente valiosas y profesionales».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La periodista María Gómez, acosada por un aficionado mientras trabajaba en Moscú