El Supremo rechazará la entrega de Puigdemont solo por malversación

La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha rechazado la entrega por el presunto delito de rebelión. La extradición solo se hará efectiva si lo aprueba la Fiscalía General alemana. El expresident lo celebra: «Hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado»

La Voz

La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha decidido extraditar a España al expresidente catalán Carles Puigdemont por un presunto delito de malversación de fondos, pero no por un presunto delito de rebelión. El tribunal indicó asimismo que no percibe inconvenientes o impedimentos a la extradición de Puigdemont, aunque no apunta fechas concretas ni un período en el que se deba llevar a cabo esta operación, un proceso que deberá ejecutar la fiscalía. El Supremo español, sin embargo, no aceptará que la extradición se realice en estas condiciones, según fuentes próximas al tribunal citadas por El Mundo.

El tribunal alemán, además, decidió que Puigdemont no entre en prisión preventiva, desoyendo la petición de la fiscalía, ya que «siempre» ha cumplido con las obligaciones derivadas de su estado actual de libertad bajo fianza.

El tribunal indicó en un comunicado que considera «no admisible» extraditar al líder soberanista por rebelión, como había solicitado el juez Pablo Llarena del Supremo español, reiterando los argumentos que ya había expuesto previamente, en los que apuntaba que no se produjo el grado de violencia «suficiente».

Tampoco admite el delito de perturbación del orden público, que planteó también la Justicia española en el caso de que no se admitiese finalmente el delito de rebelión.

Sin embargo, la Audiencia territorial de Schleswig-Holstein sí que consideró «admisible» la petición de extradición por un presunto delito de malversación de fondos públicos en relación con la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Esta fórmula no es válida para Llarena, quien se plantea dos opciones, según la información de El Mundo: retirar directamente la euroorden y comunicárselo a las autoridades alemanas o bien llevar el asunto ante el Tribunal Europeo de Justicia para que interprete si, en el marco de la legislación europea, la decisión del tribunal alemán es admisible. En caso de que diese la razón a los jueces de Schleswig-Holstein, la euroorden sería igualmente retirada.

Carga para las arcas públicas

Con respecto al delito de malversación, el escrito del tribunal territorial de Schleswig-Holstein asegura que Puigdemont pudo haber tenido una «corresponsabilidad» en decisiones que supusieron una carga para las arcas públicas, un extremo que, no obstante, subraya que se deberá sustanciar en un juicio en España.

La Audiencia desdeñó asimismo los argumentos de la defensa del líder soberanista, que pedía no extraditar a España a Puigdemont porque era un perseguido político y no iba a poder tener allí un juicio justo.

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein asegura que tiene una «confianza ilimitada» en que la Justicia española actuará en este caso dentro de los estándares que se esperan de la «comunidad de valores» y del «espacio de derecho común» de la Unión Europa.

La Fiscalía alemana informa de que no puede recurrir la decisión 

La Fiscalía de Schleswig-Holstein informó poco después de que no puede recurrir la decisión de la Audiencia Territorial de ese Land alemán de extraditar a España a Puigdemont tan solo por malversación. En un comunicado, la fiscalía recordó que en su último escrito había solicitado la extradición del líder soberanista por rebelión y malversación de fondos en relación con la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre, aunque reconoció que la Audiencia no ha seguido sus argumentos.

Además, avanzó que «en breve» informará sobre cómo llevará a cabo la extradición de Puigdemont, ya que la fiscalía es la competente para la ejecución de este proceso judicial.

Puigdemont: «Hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado»

Tras el escrito de la Audiencia, llegó la valoración del propio expresidente de la Generalitat. Puigdemont quiso destacar en Twitter que «hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado».

El expresident también subraya que «la justicia alemana niega que el referendo del 1 de octubre fuera rebelión». «Cada minuto que pasan nuestros compañeros en la prisión es un minuto de vergüenza e injusticia. Lucharemos hasta el final, ¡y ganaremos!», ha añadido.

Torra no pedirá el acta a Puigdemont ni a los diputados suspendidos por Llarena

cristian reino
Torra visitó este miércoles en Edimburgo a la exconsejera Ponsatí, para quien el independentismo «iba de farol»
Torra visitó este miércoles en Edimburgo a la exconsejera Ponsatí, para quien el independentismo «iba de farol»

JxCat propone que sea el pleno del Parlamento autonómico el que decida si acata el auto

Quim Torra afirmó el día que tomó posesión como presidente de la Generalitat que solo reconocería la soberanía de la Cámara catalana. Está por ver si lleva hasta el límite esa promesa ante la decisión del juez Pablo Llarena de privar a Carles Puigdemont y cinco procesados más de sus escaños. De hacerlo, tendría consecuencias y afectaría al incipiente diálogo iniciado con el Gobierno.

De momento, el jefe del Ejecutivo catalán, de visita en Escocia, cargó este miércoles contra la decisión del juez y anunció que no pedirá a ninguno de los diputados afectados por el auto del magistrado del Supremo que abandone su acta. Es «indecente que a políticos elegidos democráticamente se los pretenda suspender de sus derechos y libertades», afirmó desde Edimburgo, donde se reunió con la primera ministra escocesa y con la exconsejera huida Clara Ponsatí. «La separación de poderes en España es un mito», afirmó, y subrayó que «es el Parlamento el que deberá responder, y debe hacerlo de manera colectiva».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Supremo rechazará la entrega de Puigdemont solo por malversación