Así afectará al bolsillo de los pensionistas asturianos el retraso en la edad de jubilación

Un estudio de AIReF señala que la penúltima reforma del sistema supondrá la pérdida de unos 650 euros anuales a los nuevos jubilados

Concentración organizada por las federaciones de pensionistas y jubilados de CCOO y UGT de Asturias, hoy en las principales calles de Oviedo, dentro de la convocatoria realizada en todo el país por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.
Concentración organizada por las federaciones de pensionistas y jubilados de CCOO y UGT de Asturias, hoy en las principales calles de Oviedo, dentro de la convocatoria realizada en todo el país por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones.

Redacción

El sistema público de pensiones busca alternativas que garanticen su viabilidad a largo plazo. Los partidos políticos negocian reformas en el Pacto de Toledo que permitan apuntalar un modelo que en los últimos años ha sufrido cambios de calado. Y los expertos coinciden en que serán necesarias nuevas modificaciones para que perdure en el tiempo. La penúltima reforma, la impulsada por Zapatero y que retrasaba la edad de jubilación de 65 a 67 años, ya lleva varios en marcha, aunque no será hasta 2027 cuando esté plenamente vigente. Ahora, un estudio de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha cuantificado el impacto de esa ley en los bolsillos de los nuevos pensionistas: 650 euros menos anuales, que se traducen en una pérdida de más de 13.000 euros en el conjunto de la vida del nuevo pensionista

El estudio se ha realizado en el supuesto de una persona jubilada en 2016 con 1.194 euros mensuales. El retraso en la edad de jubilación se aprobó en el año 2011, aunque con una aplicación transitoria hasta el año 2027. El objetivo de la medida era ahorrar costes a la Seguridad Social, y ahora el estudio de la AIReF corrobora que lo está logrando. Según el documento firmado por la directora de la división de análisis presupuestario, Cristina Herrero, en ese año 2027 los nuevos pensionistas sufrirán una pérdida media de 46,26 euros mensuales.

Si se multiplica esa cantidad por las 14 pagas que reciben los pensionistas (12 más las extras), la merma de ingresos asciende a 648 euros mensuales. El tiempo medio de percepción de una pensión de jubilación, según los datos publicados por Elconfidencial.com en los que cita a Estadística, son algo más de 21 años, por lo que la pérdida media de un nuevo jubilado se sitúa en 13.600 euros.

El aumento de la esperanza de vida es uno de los elementos que propició que el gobierno tomase cartas en el asunto. Sin embargo, esa primera reforma impuesta por Zapatero -cuyas principales medidas fueron retrasar la edad de jubilación de 65 a 67 años, aumentar de 15 a 25 años el periodo de cotización y elevar el número de años cotizados para tener derecho al 100% de la pensión de 35 a 37 años- no fue suficiente para Rajoy, que también metió mano en el sistema. 

Los cambios del PP estuvieron encaminados a revisar a la baja las cuantías de las pensiones. Para ello, impulsó el conocido como factor de sostenibidad, que en la práctica se traduce en la incorporación de la esperanza de vida en el cómputo de la pensión. La medida se aprobó pero quedó en suspenso hasta el año 2023, por lo que todavía no ha tenido efectos.

La otra variable que modificó Rajoy fue el elemento de cálculo para la revalorización de las pensiones. Esto suponía que la subida debaja de estar ligada al IPC y que dependería de la situación económica del país, motivo que explica que los incrementos del 0,25% (el mínimo legal permitido) de los últimos años. Sin embargo, el acuerdo del PP con el PNV para aprobar los presupuestos de 2018 posibilitó que este año volviera a vincularse al IPC. Previsiblemente, con el PSOE en el gobierno volverá a ser así, ya que siempre se ha mostrado defensor de esta opción. Con todo, será necesario un acuerdo en el marco del Pacto de Toledo para que la reforma sea definitiva.

A pesar de los cambios que se han introducido, los número siguen sin cuadrar, ya que el gasto del sistema contributivo pasará de los 68.900 millones del año 2005 a los 127.000 previstos para 2018. A más largo plazo la situación es todavía peor, ya que las cotizaciones de los nuevos trabajadores cada vez son más bajas y a ello se suma que en los próximos años comenzará a jubilarse la genereación del baby boom, lo que supondrá un aumento importante en el número de beneficiarios.

La pensión media en Asturias

La pensión media de jubilación alcanzó a principios de junio en Asturias los 1.315,14 euros mensuales, situándose como la segunda más alta del país, sólo por detrás de la del País Vasco (1.339,2 euros), según datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Por su parte, la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se situó en Asturias al iniciarse el sexto mes del año en 1.103,71 euros mensuales. En este caso, se trata de la tercera pensión de jubilación más elevada tras las del País Vasco (1.164,3 euros) u la de Madrid (1.106,2 euros).

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Así afectará al bolsillo de los pensionistas asturianos el retraso en la edad de jubilación