El gran duelo de los Emmy: «Juego de tronos» frente a «El cuento de la criada»

Penélope Cruz está nominada por «Gianni Versace» y Antonio Banderas por «Picasso»


redacción / la voz

No es un año de grandes estrenos, pero la calidad de las series consolidadas se mantiene. Eso es lo que comentaba ayer la crítica estadounidense mientras rotativos como The New York Times recordaban que producciones de referencia como Los Soprano o Breaking Bad habían logrado sus mejores reconocimientos justo en sus últimas temporadas. Fue justo antes de que la Academia de Televisión Norteamericana anunciara las nominaciones para la edición número 70 de los Premios Emmy que se celebrarán el 17 de septiembre en el Teatro Microsoft de Los Ángeles.

No hubo muchas sorpresas. Juego de Tronos (HBO), que no pudo estar entre las seleccionadas del 2017 por una cuestión de tiempos, vuelve a entrar ahora con su séptima temporada en la quiniela a mejor drama. Su reto es recuperar el cetro que logró el año pasado El cuento de la criada (Hulu y distribuida en España por HBO), nominada en la misma categoría, donde también están The Americans (FX Networks); The Crown (Netflix); Westworld (HBO); Stranger Things (Netflix), o This is Us (NBC).

Netflix rebasa a HBO

La popular serie que rodó varias escenas en diferentes puntos de España ha obtenido un total de 22 nominaciones en las diferentes categorías, por encima de Westworld, con 21, y El cuento de la criada, con 20. Además, por primera vez en 17 años HBO ha perdido su cetro como canal con mayor número de nominaciones frente a Netflix.

La plataforma de contenido en streaming ha subido como la espuma en los últimos años, apoyada por la calidad de sus producciones, pero también por la campaña de promoción de sus productos desarrollada en Estados Unidos. Organizó varios eventos para captar votantes en Los Ángeles e incluso compró también vallas publicitarias por Sunset Strip. No fue la única plataforma en hacerlo.

Más allá de las localizaciones de esta serie, Penélope Cruz y Antonio Banderas concentran la representación española de este año en los Emmy. La ganadora de un Oscar por Vicky, Cristina, Barcelona a la mejor actriz de reparto en el 2008 está nominada ahora como mejor actriz de reparto en miniseries o películas por su papel de Donatella Versace en The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story (FX Networks), por la que también está nominado como actor de reparto el cantante Ricky Martin. La española compite con Sara Bareilles, por Jesus Crhrist Superstar Live in Concert (NBC); Judith Light, también por Gianni Versace; Adina Porter, por American Horror Story: Cult (FX Networks), Merrit Wever, por Godless (Netflix), y Letitia Wright, por Black Museum (Black Mirror) (Netflix).

A su vez el malagueño está nominado como mejor actor en miniserie o película por Genius: Picasso (National Geographic). No es la primera vez que Banderas está nominado a un premio de la academia. La primera vez fue ene l 2004 al haber interpretado a Pancho Villa en And Starring Pancho Villa as Himself. En su mismo grupo están Darren Criss, por Gianni Versace; Benedict Cumberbatch, por Patrick Melrose (Showtime); Jeff Daniels, por The Looming Tower (Hulu); John Legend, por Jesus Christ Superstar Live in Concert (NBC), y Jesse Plemons, por USS Callister (Black Mirror) (Netflix).

Las esperadas nominaciones de este año también reconocen el trabajo de actrices como Claire Foy, candidata a mejor actriz dramática por The Crown; al igual que Elisabeth Moss, por El Cuento de la Criada; Tatiana Maslany, por Orphan Black (BBC America); Sandra Oh, por Killing Eve (BBC América) ; Keri Russell, por The Americans, y Evan Wood, por Westworld.

Para el reconocimiento como mejor actor de drama están Ed Harris, por Westworld: Jason Bateman, por Ozark (Netflix); Sterling K. Brown, por This is Us (NBC); Matthew Rhys, por The Americans; Jeffrey Wright, por Westworld, y Milo Ventimiglia, por This is Us.

«El cuento de la criada» quema sus naves

Mariluz Ferreiro

La segunda temporada acaba con un episodio vibrante que trae algo de luz al infierno de Gilead

Una destello de luz. Pero ni siquiera al final del túnel, porque este túnel parece infinito. Así es el desenlace de la segunda temporada de El cuento de la criada. Otras series aprietan, pero no ahogan. El universo de Gilead apenas deja oxígeno al espectador, sobre todo en esta nueva entrega, que muestra las terribles variantes del castigo de la república teocrática implantada en Estados Unidos. Ahora la audiencia ya sabe a dónde van las pecadoras sin salvación: un territorio apocalíptico y contaminado, como un campo de concentración en Chernóbil en el que las reclusas realizan trabajos forzados, duermen en un barracón y beben agua tóxica. Emily muestra ese escenario nuevo, que paradójicamente aumenta la dosis de claustrofobia. Dentro de las fronteras del país no hay esperanza ni escapatoria.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El gran duelo de los Emmy: «Juego de tronos» frente a «El cuento de la criada»