Ryanair deberá operar hasta el 59 % de vuelos nacionales e internacionales durante la huelga

Fomento fija los servicios mínimos del paro anunciado para los próximos días 25 y 26 de julio


El Ministerio de Fomento ha decretado que Ryanair tendrá que garantizar hasta el 59 % de los vuelos a ciudades peninsulares y extranjeras y el 100 % a las islas durante los dos días de huelga convocados por los sindicatos de tripulantes de cabina para el 25 y 26 de julio.

 

De acuerdo con la resolución ministerial por la que se determinan los servicios mínimos durante estas huelgas, la aerolínea irlandesa deberá garantizar el 100 % de los vuelos domésticos a las islas, entre el 35 % y el 59 % en las rutas a ciudades peninsulares y el 59 % de los vuelos a ciudades extranjeras.

En el caso de las ciudades peninsulares, Ryanair tendrá que garantizar el 35 % de los servicios en las rutas cuyo medio alternativo de transporte suponga un desplazamiento inferior a 5 horas, y el 59 % cuando sea igual o superior a 5 horas.

Asimismo, se garantizan «todos los servicios» cuya hora de salida programada fuera anterior al inicio de la huelga y cuya llegada prevista se produzca en el periodo de paro.

Ryanair tendrá que «adoptar las medidas necesarias» para que los servicios esenciales «se presten en las condiciones habituales del servicio», manteniendo para ello el personal estrictamente necesario de tripulantes técnicos de vuelo y «salvaguardando en todo momento la seguridad de las operaciones», añade la resolución.

¿Qué le puedes reclamar a Ryanair? Los afectados tienen derecho a reubicación o devolución y a una indemnización

El número de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) convocados a la huelga por los sindicatos USO y Sitcpla en España es de 1.807, mientras que los centros de trabajo afectados son las bases de Madrid, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Alicante, Sevilla, Tenerife Sur, Palma de Mallorca, Valencia, Gerona, Santiago de Compostela, Ibiza y Lanzarote, precisa la resolución.

Fomento destaca que un pasajero que compró su billete con antelación suficiente para obtener una tarifa económica y que, como consecuencia de una huelga, se vea obligado a buscar un pasaje en otra compañía aérea, «a buen seguro deberá abonar por ella un importe muy superior al que pagó por su billete original».

«Las fechas en las que se convoca esta huelga, en plena temporada turística de verano, incide en el alto nivel de ocupación de los vuelos, lo cual dificulta su refundición (cancelación de uno o más vuelos para ubicar el pasaje en un único vuelo), cuando no la imposibilita totalmente», añade.

«Los viajeros que han adquirido paquetes turísticos que incluyen desplazamiento y alojamiento, los suelen hacer con gran antelación», por lo que resulta «complicado para ellos encontrar soluciones alternativas» y «además se arriesgan a perder el resto de servicios asociados al paquete contratado, como es el caso del alojamiento», agrega la resolución.

Para minimizar el impacto de la huelga, Ryanair ha procedido a cancelar en España hasta 400 vuelos de los que tenía programados para esos dos días, lo que afectará a aproximadamente a 75.000 pasajeros.

El director general de Márketing de Ryanair, Kenny Jacobs, dijo que a menos de una semana de la huelga, la compañía ha reubicado ya a la mitad de ellos en otros vuelos en días anteriores y posteriores a los paros y espera tener resuelta la situación de prácticamente todos ellos este viernes.

«Collín un blablacar porque non me valía outra opción»

P. h. V./ R. c. P./ S. l./ A. A.

La incertidumbre comienza a sobrevolar los aeropuertos gallegos a seis días de la primera jornada de paros

La dependencia de Ryanair que tienen los aeropuertos del noroeste de España se nota estos días. Más allá del aeródromo Sá Carneiro, de Oporto, en Galicia el de Lavacolla, en Santiago, es el más perjudicado por las cancelaciones que estima la compañía. Con todo, en el aeropuerto de la capital gallega aún se respiraba ayer algo de tranquilidad. «Cuando nos enteramos de la huelga nos pusimos nerviosos por si nuestro vuelo estaba afectado, incluso llegamos a mirar alternativas de transporte para volver a Sevilla», explicaba ayer un grupo de jóvenes sevillanos que estuvieron pasando sus vacaciones en Compostela. Menos suerte tuvieron Andrea y Alejandro, que corrían por la terminal para tratar de arreglar el contratiempo creado por la suspensión de un vuelo y no perder el que se disponían a coger. La pareja empezaba sus vacaciones con la mala noticia: «Nuestro vuelo de vuelta, del día 26, desde Alicante, ha sido cancelado». Minutos antes de embarcar para su destino vacacional tuvieron que cambiar sus billetes y coger el viaje de vuelta desde Valencia.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Ryanair deberá operar hasta el 59 % de vuelos nacionales e internacionales durante la huelga