La única americana que sabe lo que hablaron Vladimir y Donald en secreto

Marina Gross se ha convertido en uno de los más repetidos en los pasillos del Congreso de Estados Unidos


redacción / la voz

La pregunta del millón estos días en Washington versa sobre el contenido real de la conversación privada del lunes entre Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki. ¿Hubo tensión? ¿Está el magnate subyugado por el espía surgido de San Petersburgo? ¿Hablaron del Rusiagate? ¿Y de las extrañas amantes de uno y otro? Con la información filtrándose a cuentagotas y entre numerosos desmentidos, todos los ojos se posaron sobre una mujer de mediana edad, pelo por los hombros, falda larga y rostro risueño. Hace una semana nadie sabía quién era, pero el nombre de Marina Gross se ha convertido en uno de los más repetidos en los pasillos del Congreso de Estados Unidos, intrigado por las notas de la única estadounidense que acompañó al presidente Donald Trump en su larga reunión a solas con Vladimir Putin.

Las notas de su libreta blanca son el único testimonio fidedigno de la cita y algunos senadores y congresistas barajaron esta semana citarla a declarar para conocer de primera mano si hubo algún atisbo de traición en las palabras del magnate.

Pero Marina Gross, que ya ejerció como intérprete de Laura Bush en Sochi en el 2008 y acudió a Moscú con el exsecretario de Estado Rex Tillerson el año pasado, guarda silencio. «Los traductores también estamos sujetos al secreto profesional», aseguran en su entorno para eludir las presiones políticas sobre la ya célebre intérprete de Helsinki.

Trump apunta contra el jefe de Inteligencia y lo acusa de desleal

Cohen, con corbata azul, era el abogado de confianza de Trump
Cohen, con corbata azul, era el abogado de confianza de Trump

«Dan Coats es un subversivo», reprochan los leales al presidente las críticas del espía sobre la cumbre de Helsinki

Se llama Dan Coats y es, aún, el jefe de la Inteligencia en Estados Unidos. Su nombre saltó ayer a la palestra porque aseguró en una entrevista televisiva que, cuatro días después de la cumbre de Helsinki, «aún no sé lo que se habló en la reunión» entre Donald Trump y Vladimir Putin. También aseguró desconocer la invitación del neoyorquino al ruso para que acuda a un segundo encuentro en tierras estadounidenses. «Se ha vuelto un subversivo», señaló un miembro del equipo del presidente, que pidió mantener el anonimato y que puso sobre el tapete las diferencias entre el magnate y el que debería ser uno de sus más estrechos colaboradores.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La única americana que sabe lo que hablaron Vladimir y Donald en secreto