Trump autorizó a su hijo y a su yerno a reunirse con una emisaria de Putin

El presidente niega la revelación de su antiguo abogado, que podría testificar contra él


REDACCIÓN / LA VOZ

Era uno de sus mejores amigos y uno de sus más leales colaboradores. Y puede ser también uno de los que acerque a Donald Trump a su tumba política si se confirman las acusaciones que ha hecho públicas en los últimos días sobre el presidente de Estados Unidos. Su antiguo abogado de confianza, Michael Cohen, derribó otra de las líneas rojas de la credibilidad del neoyorquino al confirmar la existencia de una reunión -el 9 de junio del 2016- del hijo y el yerno del magnate con una abogada vinculada a Vladimir Putin y al Kremlin para obtener información perjudicial para Hillary Clinton. Y, lo que es peor, que el propio Trump conocía la existencia de la cita y la alentó, algo que el inquilino de la Casa Blanca siempre negó, como ayer volvió a hacer.

El antes leal Cohen, que llegó a ofrecerse para recibir una bala por Trump, ya dinamitó la credibilidad presidencial al dar a conocer una grabación clandestina en la que ambos negociaban el pago en efectivo de un soborno de 150.000 dólares a una modelo Playboy, Karen McDougal, para comprar su silencio sobre una aventura extramarital del presidente estadounidense.

Ayer, su ofensiva contra el que era su mejor cliente incluyó otro bombazo. Confirmó la existencia de la reunión en la torre Trump en Nueva York con una abogada rusa, Natalia Veselnitskaya, y otros ciudadanos rusos con los que contactaron a través de un promotor musical. Según la versión de Michael Cohen, él estaba presente cuando Don Jr. le comunicó a su padre el ofrecimiento de la reunión y el magnate le dio su aprobación para encontrarse con los informadores rusos.

Cohen no mostró en este caso ninguna grabación con la que avalar su acusación y, según diversas fuentes, podría no tener ningún documento con el que sostenerla. Pero su entorno colocó otra mina en la ruta de Trump para evitar el daño del Rusiagate. Según los más cercanos al abogado, este está dispuesto a testificar ante el fiscal especial Robert Mueller en el proceso que sigue por la injerencia rusa en los comicios electorales del 2017.

Las sucesivas filtraciones avivan las especulaciones sobre cuánto daño puede infligir Cohen al presidente y si ahora está reflexionando sobre un acuerdo de cooperación con los fiscales federales. En una entrevista difundida el 2 de julio, Cohen dijo que «su primera lealtad» es con su familia y el país, palabras que alentaron esa especulación. 

Hasta tres amantes más

Lanny Davis, el asesor legal de Cohen que llegó a comparar el audio sobre el soborno a Karen McDougal con el Watergate, dejó entrever que hay más documentos y grabaciones de la relación entre el ahora arrepentido letrado y el magnate que no dejarían al neoyorquino en muy buen lugar.

Ayer, Michael Avenatti, el abogado de la actriz porno Stormy Daniels, reveló que representa a otras tres mujeres que recibieron dinero para ocultar sus romances con Trump. «Tres mujeres más», tuiteó Avenatti. «Todas recibieron dinero a través de varios medios». «Es tiempo de que Michael Cohen y Trump sean 100 % transparentes con los estadounidenses», escribió el letrado.

Corea del Norte entrega 55 féretros con restos de soldados

Un avión de transporte estadounidense recuperó en Corea del Norte los restos de soldados caídos durante la Guerra de Corea (1950-53) e inició su repatriación, cumpliendo así parte del acuerdo alcanzado durante la reciente cumbre de Singapur. A bordo viajan 55 féretros con los restos mortales. Piongyang aceptó entregar los restos de los caídos en la cumbre que mantuvieron en Singapur el mes pasado Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un. Con la entrega de los restos, Kim «cumple con parte de los compromisos que asumió ante el presidente», indicó la Casa Blanca. «Estamos animados con las acciones de Corea del Norte y el impulso de cambio positivo», destacó.

La repatriación se produce en el 65 aniversario de la firma del armisticio que acabó con la guerra entre las dos Coreas. 

El líder ruso invita al magnate a visitar Moscú en medio de la tormenta política

Vladimir Putin y Donald Trump volvieron a intercambiar cortesías ayer, el primero expresando su deseo de ir a Washington e invitando al huésped de la Casa Blanca a Moscú, propuesta que este aceptó de inmediato. «Estamos dispuestos a invitar a Trump a Moscú, ha recibido esa invitación. Y yo estoy dispuesto a ir a Washington», declaró Putin desde Johannesburgo. La invitación del ruso se produjo 24 horas después de la Casa Blanca tuviera que posponer, «hasta que finalice la instrucción del Rusiagate» el viaje del inquilino del Kremlin a Estados Unidos el próximo otoño. «El presidente Trump espera con impaciencia recibir al presidente Putin en Washington después del primer día del año, y está dispuesto a visitar Moscú si recibe una invitación formal», declaró el Ejecutivo estadounidense ayer en un comunicado.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Trump autorizó a su hijo y a su yerno a reunirse con una emisaria de Putin